La Diócesis de Cartagena pide que los impresos de matrícula informen y faciliten el derecho a inscribirse en religión

El 72% de los alumnos de la Región de Murcia están inscritos en religión católica, un dato superior al 71% de la media nacional.
Domene, Gambín Y Lorca Planes
Domene, Gambín Y Lorca Planes
EUROPA PRESS

El delegado de Enseñanza Religiosa de la Diócesis de Cartagena, Juan Carlos García Domene, ha pedido que los impresos normalizados que se reparten en los centros escolares e institutos de la Región de Murcia para cumplimentar la matrícula de los alumnos informen "objetivamente" sobre el derecho a recibir clases de religión católica y "faciliten la inscripción".

Asimismo, García Domene ha criticado que el principal inconveniente a la hora de inscribirse en las clases de religión es la situación en Bachillerato, que es "precaria porque no se pueden meter 31 horas lectivas en 30 de horario y los alumnos, a veces, tienen que ir a religión por la tarde o a primera hora de la mañana, por lo que son los que más madrugan o los que tienen una tarde más".

García Domene ha hecho estas declaraciones junto al obispo de la diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, y la coordinadora de Infantil y Primaria de la Delegación, Mª Carmen Gambín, para presentar la Campaña de Matriculación del Curso Escolar 2011-2012, que se desarrolla bajo el lema propuesto la Conferencia Episcopal Española 'Yo me apunto a Reli. Apunta a tus hijos a clase de Religión Moral y Católica. La Iglesia es Educadora'.

Salvo en el caso de Bachiller y de los impresos de matrícula, García Domene ha señalado que la normalidad en las inscripciones "roza el 99 por ciento". Así, ha señalado que se dan errores "puntuales" como resultado de que "hay muchas personas que intervienen en el proceso de matriculación y en el proceso de organización escolar".

En este sentido, se ha referido al artículo 27.3 de la Constitución Española, que señala que los poderes públicos "garantizan el derecho que asiste a los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral según sus convicciones". Por ello, ha señalado que el equipo directivo y la Consejería de Educación "tiene que garantizar que la familia que lo desea lo reciba igualmente".

Sobre los problemas en Bachillerato, Gambín ha instado a los alumnos a inscribirse porque "no les pesará y su formación será completa", aunque tengan una carga lectiva más. A su parecer, esto supone "una decisión importante para los alumnos", por lo que ha pedido a la Administración que la clase de religión "se ofrezca en las mismas circunstancias que el resto de las asignaturas".

En cuanto a la existencia de posibles dificultades para inscribirse en determinados centros por la falta de plazas, García Domene ha considerado que el sistema educativo "garantiza el derecho de ofrecer una plaza para cada niño y que la iniciativa social pueda elegir centros y ofrezca plazas distintas". No obstante, ha señalado que la sociedad "a veces no tiene suficiente iniciativa y no hay suficientes centros de una cosmovisión de unas creencias".

Por ello, ha apostado por hacer compatible el derecho a una plaza y a que el ciudadano pueda elegir un tipo de centro, pero ha señalado que la realidad, los fondos y la iniciativa social "a veces impiden que haya otro tipo de centros que garanticen ese tipo de centros". No obstamte, ha señalado que en la Región "hay más de 80 centros de Secundaria y Bachiller que no pertenecen a la red pública ni a la federación de religiosos de la enseñanza".

Estadística de inscritos

García Domene ha señalado que hay 141.387 alumnos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato de la Región de Murcia inscritos en clase de religión católica, lo que representa un 72 por ciento del total, un dato superior al 71 por ciento de la media nacional.

Asimismo, García Domene ha señalado que el 99 por ciento de los centros de la Región imparten clases de religión, por lo que los padres tienen asegurados los cursos. En total, hay 700 centros obligados a impartir religión católica en la Región de Murcia.

En los centros públicos de la Región de Murcia, un total de 104.928 niños de Infantil y de Primaria están inscritos en clase de religión. lo que supone el 66,95 por ciento del total del alumnado, por encima de la media nacional de 62,7 por ciento.

En otros centros surgidos de la iniciativa social de la Región de Murcia hay inscritos 14.902 alumnos en clases de religión, lo que representa el 77,92 por ciento del total del alumnado, por encima del 69,6 por ciento de la media nacional.

Por último, en los centros de titularidad canónica de la Región de Murcia hay inscritos 21.317 alumnos en clases de religión, lo que representa el 99,47 por ciento del total del alumnado, por encima del 99,2 por ciento de la media nacional.

"yo me apunto a reli"

García Domene ha instado a los padres y alumnos a que consideren la posibilidad de apuntarse a clase de religión, coincidiendo con la apertura de la campaña de selección, adjudicación de centros y matriculación que dura hasta julio.

En este sentido, ha resaltado que las clases de religión son un asunto escolar, cultural, y una exigencia "de la fe y de la escuela". Por lo tanto, ha manifestado que es un momento "clave para garantizar el derecho que recoge la Constitución, y que asiste a los padres para que sus hijos reciban esta enseñanza".

Así, ha defendido que la clase de religión "aporta humanidad y cultura, nos ayuda a conocer nuestras raíces en un tiempo de unidad europea, en el que la civilización occidental sólo puede mirar al cristianismo como una de las fuentes principales de la civilización".

Asimismo, ha señalado que las clases de religión "ofrecen ayuda de un modo objetivo y oficial para conocer a Jesucristo y cuenta el verdadero rostro de la Iglesia". Igualmente, ha dicho que "complementa la formación integral de los alumnos y ofrece respuestas desde la cosmovisión cristiana a las grandes preguntas de la vida".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento