La escritora Maruja Torres ha presentado este martes en Valencia su nuevo libro 'Fácil de matar' (Planeta), con el que debuta en el género de la novela negra a través de un personaje, Diana Dial, que representa un alter ego de sí misma en busca de "justicia y venganza".

Maruja Torres se ha pronunciado así en rueda de prensa para presentar en Valencia su última novela, antes de trasladarse a la Feria del Libro en los jardines de Viveros para firmar ejemplares de 18.30 a 20.30 horas.

La autora de 'Hombres de Lluvia' ha explicado que la novela, ambientada en Beirut (Líbano), está protagonizada por "una periodista cansada de su trabajo" que recibe una pensión vitalicia de su adinerado exmarido, lo que le permite investigar como detective los casos que ella misma elige.

Maruja Torres ha asegurado que Diana Dial, de 54 años, hace cosas que a ella le gustaría hacer y que no hace porque no las aprueba moralmente. En este sentido, ha señalado que no quería un personaje bueno, sino que buscaba la "ambigüedad" en esta periodista reconvertida a detective.

Diana Dial trabaja para la verdad, más que para la ley. Ni siquiera tiene licencia para ejercer de investigadora privada. Como suele decir, ella cobra en justicia. Siente que el periodismo actual es sólo una sombra de lo que fue o pudo haber sido.

Desilusionada con el devenir de su profesión, pero más aun con el mundo que le ha tocado vivir, se rebela contra los convencionalismos, las rutinas, lo políticamente correcto o la uniformidad.

La trama, que transcurre en Beirut, se desarrolla a partir de la muerte del hijo de una influyente familia libanesa y de dos de sus doncellas. Pese a haber vivido durante años en Líbano, la periodista barcelonesa ha asegurado que no le gusta en lo que se ha convertido. "Antes de que me hagan odiar el Líbano, lo meto en un estuche y lo guardo en el corazón", ha subrayado.

"serie negra mediterránea"

Según ha comentado, la creación de este personaje le permite continuar la saga de lo que ha llamado una "serie negra mediterránea" y diseccionar los rasgos comunes de los países que se encuentran a orillas del Mediterráneo.

A este respecto, ha avanzado que la próxima entrega estará ambientada en "el Egipto premubarak", un lugar que le sirve para retratar la corrupción y la inestabilidad de esta zona, que vivió en primera persona cuando cubrió las revueltas como periodista.

Maruja Torres también ha hablado sobre la profesión de periodista y ha asegurado que su ciclo como reportera ha acabado. "Como periodista ya no voy a contar nada más", ha agregado.

Tras ser preguntada sobre si deja el periodismo por la ficción, la escritora ha indicado que "como lectora y espectadora el periodismo me interesa" pero también ha aclarado que está "cansada" y "tengo la suerte de que los libros funcionan".

Consulta aquí más noticias de Valencia.