Exmilitares españoles están en Libia adiestrando a los rebeldes

  • Trabajan para una empresa gibraltareña.
  • La compañía ha sido contratada por una petrolera occidental.
  • Son unos 30 y han decidido apoyar a los opositores a Gadafi.
Soldados rebeldes libios hacen la señal de victoria con sus dedos
Soldados rebeldes libios hacen la señal de victoria con sus dedos
Maurizio Gambarini / EFE

Exmilitares españoles están actualmente en Libia adiestrando a las tropas rebeldes. Estos exmilitares, según ha podido saber 20 minutos, llegaron a suelo libio ya hace semanas contratados por los servicios de una importante petrolera y han decidido tomar partido en el conflicto bélico entrenando en el manejo de armas y tácticas de combate a los opositores a Gadafi.

Los ‘militares privados’ que están en Libia pertenecen a la empresa de seguridad SGSI Group, con sede en Gibraltar y compañía experta en trabajar en África. Fuentes solventes aseguran a este diario que un equipo de 30 profesionales (algunos los llaman contratistas o simplemente mercenarios) han sido contratados por una petrolera occidental para evacuar del país a algunos de sus ejecutivos (trabajo ya realizado) y para proteger "los intereses y las instalaciones" de esa petrolera.

La mayoría de ese equipo  de exmilitares lo forman españoles, muchos de ellos de las unidades de élite, como infantes de marina con sede en Cádiz. Al margen de su contrato con la petrolera, el equipo de SGSI Group decidió "de forma altruista y voluntaria" ayudar a los rebeldes. ¿Por qué? Porque parte de ese equipo también está formado por profesionales de seguridad libios que tienen relación con los colectivos que se alzaron contra el dictador Gadafi.

Apoyando a los 'shabab'

El núcleo principal de los rebeldes son los shabab, jóvenes universitarios, estudiantes de Medicina, Informática o Ingeniería. A ellos se sumaron un colectivo de profesionales que trabajaban para empresas extranjeras asentadas en Libia, como ingenieros petrolíferos y navales, supervisores de obras y un importante grupo de militares que desertaron de las fuerzas de Gadafi.

El equipo español ha conseguido ya adiestrar a una unidad de unos 200 combatientes rebeldes, según las mismas fuentes. "La situación no está siendo fácil. En los últimos días los exmilitares españoles están teniendo incluso problemas de abastecimiento de combustible para sus vehículos". Y el peligro es real, aunque el equipo de SGSI no ha entrado en combate. Al parecer, los rebeldes no solo se tienen que enfrentar a las tropas de Gadafi y a sus mercenarios africanos, sino que "a su Ejército se han unido más mercenarios serbios, colombianos y venezolanos".

En Libia, junto a las petroleras ENI (Italia), Wintershall (Alemania), Total (Francia), Conoco y Hess (ambas estadounidenses), OMV (Austria), Suncor (Canadá) y Gazprom (Rusia), está la española Repsol, que en 2010 obtuvo una producción neta de 14,7 millones de barriles de petróleo.

¿Qué importante petrolera ha requerido los servicios de los contratistas? SGSI Group guarda silencio porque debe confidencialidad a su cliente y Repsol "no comenta aspectos de seguridad". Lo cierto es que casi todas las petroleras que  operan en Libia, debido al clima inestable que se vive, han contratado servicios similares.

Repsol evacuó al CNI

Repsol fletó en febrero un CRJ700 Bombadier de una aerolínea argelina que le costó 250.000 dólares para sacar a sus trabajadores. El avión tenía 160 plazas y transportó a 131 pasajeros, de los que 88 eran empleados de la petrolera. Había también empleados de la constructora Sacyr Vallehermoso, tres monjas y el entrenador español de la selección libia de fútbol sala. Pero quizás lo más curioso es que fue Repsol quien tuvo que sacar en su vuelo a agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), según ha sabido este diario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento