Ana García Obregón cumplió el pasado sábado 51 añitos, que parecen pocos para una vida tan agitada. Ella misma se puso el sobrenombre de Anita la fantástica.

La protagonista y guionista de Ana y los siete es una de las famosas españolas con más profesiones conocidas. Su energía y vitalidad le han hecho ser bióloga, actriz, modelo, guionista, empresaria, directora, productora...

Tampoco se queda corta en cuestión de amores y ligoteos. Entre los novios oficiales destacan Miguel Bosé, Fernando Martín, el Conde Lecquio (padre de su único hijo), Davor Šuker, Óscar Lozano... Entre los que se han rumoreado están Alberto de Mónaco, Julio Iglesias, Tony Curtis, Steven Spielberg, Carlos Moyá, Micky Molina y David Beckham, entre otros.

Del primer novio al padre de su hijo

Ana Obregón comenzó a hacerse popular por su relación con Miguel Bosé, su primer novio. Le seguirían otros muchos, casi todos populares, hasta que conoció a uno de sus grandes amores, Alessandro Lecquio –que estaba todavía casado con la modelo Antonia Dell’Ate–. Con él tuvo a su único hijo, Álex.

Romántica y fogosa

Duró poco, pero lo vio media España. El desliz de Ana y su, por aquel entonces, compañero de serie, Micky Molina, quedó grabado en la memoria colectiva para siempre, gracias a las imágenes televisivas en las que se daban un revolcón en el interior de un coche. Mientras en la serie interpretaban a dos románticos enamorados, fuera del plató su relación resultó ser mucho más fogosa. No contaban con la presencia de las cámaras y fueron pillados en plena faena.

La presunta relación de Ana Obregón con David Beckham desencadenó una sonada bronca entre la actriz y la mujer del futbolista, Victoria, que llamó a la española «pedazo de mierda» cuando se cruzó con ella en un gimnasio.