El farmacéutico, clave en la detección y seguimiento de los pacientes con patología cardiovascular

El farmacéutico es una figura clave para la detección y el seguimiento de los pacientes con patología cardiovascular, según ha destacado el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Islas Baleares (COFIB), Antoni Real, con motivo del curso 'Factores de Riesgo Cardiovascular y Atención Farmacéutica en Diabetes y Dislipemias para farmacéuticos'.
Farmacia
Farmacia
AIC

El farmacéutico es una figura clave para la detección y el seguimiento de los pacientes con patología cardiovascular, según ha destacado el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Islas Baleares (COFIB), Antoni Real, con motivo del curso 'Factores de Riesgo Cardiovascular y Atención Farmacéutica en Diabetes y Dislipemias para farmacéuticos'.

Esta formación, organizada por el COFIB, con la colaboración de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) y Novo Nordisk, está dirigido a farmacéuticos de toda España y consta de tres módulos en los que abordarán el concepto de riesgo cardiovascular, (determinado por factores como hipertensión, dislipemias, diabetes, obesidad, etc.), la atención farmacéutica en hipertensión arterial y la atención en pacientes con diabetes y dislipemias.

"Dada la prevalencia de enfermedades como la diabetes, es necesario que el farmacéutico disponga de la mejor y más actualizada información y formación en este campo que pueda asesorar al paciente tanto en el tratamiento farmacológico como en todo lo relacionado con la administración de la insulina", advierte Real, que también es coordinador del curso.

Asimismo, actualmente, la obesidad y el sedentarismo, fundamentalmente, están provocando un aumento de los factores de riesgo cardiovascular. De hecho, entre el 40 y el 50 por ciento de los españoles se encuentra por encima de su peso adecuado, cerca del 20 por ciento presenta obesidad y se estima que la diabetes tipo 2 afecta ya a 3 millones de personas.

En este sentido, es necesario que el paciente siga una serie de medidas higiénico-dietéticas, que en algunos casos pueden ser suficientes para lograr el control adecuado de la presión arterial y de las cifras de glucosa.

"El farmacéutico debe trasladar al paciente la importancia de realizar ejercicio físico, que es tan importante como llevar una dieta sana, ya que favorece el descenso de glucosa en sangre, además de resultar beneficioso para que disminuyan tanto la presión arterial, como el colesterol, así como para mantener un peso saludable", explica el presidente de la delegación balear de SEFAC, Bartolomé Oliver.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento