Los hospitales catalanes ahorrarán en personal y cerrarán quirófanos y especialidades

  • Podría haber decenas de despidos.
  • Se complica el acceso al mundo laboral de los médicos más jóvenes.
  • Los centros deben gastar un 10% menos.
Quirófano de un hospital.
Quirófano de un hospital.
ARCHIVO

Los hospitales catalanes han presentado este jueves al departamento de Salud sus planes de recortes para rebajar al menos un 10% de los presupuestos, medidas que como mínimo afectarán a las listas de espera de determinadas intervenciones y que ha puesto en pide de guerra a alcaldes, partidos, sindicatos y profesionales.

Para relajar la tensión, el conseller de Salud, Boi Ruiz, ha pedido "que nadie sufra porque nadie será privado de ninguna prestación". Ha anunciado que las medidas "no cruzarán la línea roja en lo que afecte a la relación médico-paciente", y ha avanzado que no se hará pública ninguna medida hasta que se revisen las propuestas que han presentado los centros, y que está previsto que se anuncien todas, una por una, "no más tarde del 22 de abril".

Pero sindicatos y gestores de la sanidad han avanzado ya algunas de las medidas propuestas y, en este contexto, hospitales de Barcelona como el Clínic, Vall d'Hebron o Sant Pau prevén cerrar quirófanos durante las tardes y el periodo estival, reducir el número de camas y suspender algunos servicios, como cursos preparto. EnVall de Hebrón, a partir de la próxima semana, se cerrarán hasta ocho quirófanos durante las tardes y se podría clausurar durante unos días de abril salas quirúrgicas por la mañana. El cierre de los quirófanos implicará que los contratos temporales no se renueven y que estos puestos de trabajo no sean cubiertos cuando el empleado libre, una situación que afectará especialmente a cirujanos y enfermeras quirúrgicas.

Por su parte, miembros de la plantilla del Hospital Clínic han advertido de que el número de quirófanos podría reducirse por la tarde y eliminarse varios programas especiales de operaciones, que tienen como objetivo reducir el tiempo de espera de intervenciones de cadera, colonoscopia y endoscopia, entre otras. El Hospital de Bellvitge prevé cerrar dos plantas como consecuencia del recorte presupuestario, lo que permitirá ahorrar 2,5 millones de euros cada año y reducir 48 camas hospitalarias.

Los responsables del hospital Josep Trueta de Girona reducirán un 11% su presupuesto con un plan de choque que incluirá recortes de plantilla y de partidas como la de farmacia. El hospital Arnau de Vilanova de Lleida cerrará inicialmente la mitad de sus quirófanos y 60 camas por Semana Santa. El conseller Boi Ruiz ha recordado que cada centro sanitario propone cómo le afectará la reducción de los presupuestos, pero quien decidirá finalmente es la Generalitat.

Aumento de las listas de espera

El secretario de Coordinación y Estrategia de Salud, Francesc Sancho, ha asegurado que es habitual que en Semana Santa y en verano la oferta se adapte a la demanda y se rebaje el número de camas y operaciones. Sancho niega que la calidad asistencial vaya a ser peor ya que "el presupuesto será el mismo que en 2008 o en 2006, cuando ya se había producido un gran incremento inmigratorio y se daba un servicio considerado como uno de los mejores del mundo".

Sobre la repercusión en el usuario de la contención del gasto, no cree "que aumenten las listas de espera en cuestiones esenciales, aunque posiblemente repercuta en operaciones de juanetes o amigdalitis". La tensión entre profesionales del sector -muchos gerentes de hospital fueron elegidos en el anterior mandato- se ha trasladado al territorio y a los partidos, a dos meses de las municipales. Los alcaldes del Baix Llobregat han firmado una declaración en la que manifiestan su preocupación por los efectos de los recortes del Govern, sobre todo en sanidad, y piden negociar su aplicación. El portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha acusado al Govern de "inventarse unas pretendidas exigencias del Gobierno" para que reduzca el gasto con el fin de crear una "gran cortina de humo que permita enmascarar los recortes sociales" en sanidad y educación.

El diputado de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha tildado en Barcelona de "hachazo brutal" que "rompe el espinazo" del sistema sanitario público catalán los recortes previstos por el Govern, al que ha acusado de buscar "un nuevo nicho de negocio". El PPC ha presentado una propuesta para establecer un nuevo catálogo de prestaciones farmacéuticas de medicamentos genéricos a fin de reducir el gasto farmacéutico en 550 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento