El presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Cantabria (UC), Federico Gutiérrez-Solana, ha destacado el "relevante papel" de las universidades en la difusión de las lenguas rusa y española y la importancia que adquieren en este sentido actividades como las del Santander, Instituto Cervantes o Fundación Comillas.

Gutiérrez-Solana ha participado en el II Encuentro de Rectores de Universidades Rusas e Iberoamericanas que, bajo el lema 'El refuerzo de la cooperación entre instituciones de enseñanza superior de Rusia e Iberoamérica', se celebran este lunes y mañana martes en Moscú.

En este encuentro, organizado por el Ministerio de Educación, con la colaboración de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), participa una nutrida delegación de rectores y responsables de instituciones rusas, representantes de los sistemas de educación superior de países latinoamericanos y 23 rectores de universidades españolas, encabezados por el presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana.

El presidente de la CRUE y rector de la UC, Federico Gutiérrez-Solana, ha resaltado en su intervención la importancia "clave" que tiene abrir una colaboración entre Rusia, España e Iberoamérica, como instrumento necesario para beneficio de las sociedades basadas en el conocimiento. "El conocimiento va indisolublemente unido a la movilidad de las personas. Dicha movilidad garantiza el acercamiento de las culturas y de la ciencia", ha subrayado.

Gutiérrez-Solana ha hecho hincapié en el "magnífico ejemplo" que representa el célebre ingeniero español Agustín de Betancourt en el ámbito de la movilidad, que se plasma en su paso por l'École Nationale des Ponts et Chaussées de París, con el resultado de la creación de sendas Escuelas en Madrid y San Petersburgo.

La intercomunicación es, por tanto, "vital", y a ello contribuye el esfuerzo por mejorar las condiciones de aprendizaje de los idiomas ruso y español, ha dicho. "Este ha de ser un elemento estratégico en el desarrollo de las relaciones entre ambos ejes Rusia-Iberoamérica. De ahí la importancia de iniciativas tanto universitarias como procedentes del mecenazgo exterior", ha añadido Federico Gutiérrez-Solana, quien ha apuntado a la relevancia que adquieren actividades como las del Santander, Instituto Cervantes o Fundación Comillas en este sentido.

Asimismo, —ha señalado—, reflejo del nivel que adquieren las relaciones de dicho eje es la existencia de asociaciones como la latinoamericana de egresados de universidades, o la federación rusa de hispanistas.

El encuentro ha sido inaugurado por el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, acompañado por el ministro de Educación y Ciencia de la Federación Rusa, Andrei Fursenko y casi 150 rectores y representantes de educación superior rusos, españoles y latinoamericanos. 'El II Encuentro de Rectores de Universidades Rusas e Iberoamericanas' forma parte de los actos previstos para el en el marco del Año Dual España-Rusia.

En el acto de inauguración, celebrado en la Biblioteca MGU Lomonosov, Angel Gabilondo ha planteado que "tenemos que hablar de cómo hacer del conocimiento generado por las universidades una verdadera herramienta de desarrollo económico, una verdadera herramienta de justicia" y ha subrayado que el II Encuentro de Rectores de Universidades Rusas e Iberoamericanas es "una ocasión para debatir, reflexionar y crear mejores condiciones para que esa modernización e internacionalización sean consideradas en términos de apertura, flexibilidad y pluralidad".

Durante las cuatro sesiones de trabajo previstas, se abordará la definición de las áreas prioritarias de cooperación y la identificación de potenciales programas; la cooperación lingüística; la innovación y transferencia del conocimiento y la colaboración entre la universidad y la empresa. ANTECEDENTES

El 2 de marzo del 2009 se celebró en Madrid el I Encuentro de Rectores de Iberoamérica y Rusia, que contó con la presencia de su Majestad el Rey de España, el Presidente de Rusia y la Ministra de Ciencia e Innovación.

El encuentro se concibió como la génesis de un espacio de cooperación entre instituciones de enseñanza superior rusas y del espacio iberoamericano, y, basado en el principio de autonomía universitaria.

Después de las sesiones de trabajo, se adoptaron una serie de acuerdos, entre los que cabe destacar la creación de un comité permanente de cooperación entre la CRUE y su homólogo ruso; la inclusión del Consejo Universitario Iberoamericano (CUIB) como representante de las universidades iberoamericanas; la creación de una red hispano-rusa; y la celebración de este segundo foro de rectores en Moscú.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.