Reparto de 'Catalunya über alles!'
Belén Fabra, Gonzalo Cunill, Ramón Termens, Babou Cham, Diana Iluiana, Joel Joan y David Arribas (de izquierda a dcha.) en el Festival de Málaga. Efe

En su tercera película como director, Ramón Térmens ha querido componer "un retrato directo y real" de Cataluña y de la intolerancia con un título sin ambages, Catalunya über alles!, con el que espera generar un debate y desea que funcione como "alarma".

El título, "contundente" como admite Térmens, alude al fragmento del himno alemán (Alemania por encima de todo) que fue prohibido tras haber sido popularizado por los nazis, y le obligaba a darle "un tono aguerrido" a la película si pretendía ser "consecuente".

El 75% de los catalanes ven la inmigración como algo negativo Tres historias basadas en hechos reales se entrelazan: la de un violador al que no se le perdona su pasado después de diecinueve años en prisión, la de un inmigrante africano que encuentra trabajo como cobrador de morosos y la de un empresario que mata a un extranjero que está asaltando su chalé.

"No digo que toda la gente en Cataluña sea así, pero según la última encuesta de la Generalitat, el 75 por ciento de los catalanes ven la inmigración como algo negativo, y el cincuenta por ciento creen que hay demasiada", ha dicho en rueda de prensa el director, que presenta la película en la sección a concurso del decimocuarto Festival de Cine Español de Málaga.

Esas opiniones "están calando, también por la época de crisis, y la intolerancia sube, la gente se quiere quitar los problemas de encima y siempre es más fácil culpar al otro".

Para Térmens, estos comportamientos "son como el huevo de la serpiente, se están incubando y gestando, pero son cosas que se dejan y van creciendo", por lo que es "un reto no sólo de Cataluña, sino de toda Europa ver qué mundo queremos".

Estas historias podrían ocurrir en cualquier lugar, aunque el realizador las ha localizado en un pueblo interior catalán por ser un ámbito que conoce, y cree que "pueden funcionar con cualquier público".

"La autocrítica existe"

"La autocrítica existe. Lo que pasa en la película le puede pasar a todo el mundo", ha señalado Térmens, que no sabe cómo se recibirá en Cataluña, aunque ha reiterado que espera que se planteen "debates".

En esta tercera película comparte las facetas de director y productor, después de que en las dos anteriores "lo más difícil fuera la distribución y la exhibición".

"Me gustaría un buen estreno y la posibilidad de que el público la vea y la debata", ha subrayado el director, que considera que "donde no llegan los medios, tiene que llegar el entusiasmo".

Premio de Oro

Por su parte, el director Francisco Regueiro tenía previsto recibir este elunes en el festival el premio Película de Oro por Padre nuestro (1985). El cineasta ha afirmado en una entrevista que España es un país "cainita y molesta mucho que una película con hondo calado sea acogida por el espectador, le entretenga, le divierta y le apasione".

"Eso se paga caro en este país. Sin embargo, en el mundo entero la película se ha estrenado con gran éxito en Estados Unidos, Japón, Brasil o Argentina, y hemos demostrado que podemos tener el mismo nivel que tuvieron los grandes del cine americano".

A su juicio, existen "apriorismos", y "cuando un cardenal deja el Vaticano", como ocurre en Padre nuestro, la única película española que ha ganado el Gran Premio del Festival de Montreal, "parece que se hace ateo e indigno".