Los cinco puntos clave a revisar para que tu scooter esté siempre impecable

Motos aparcadas en la acera en una calle del barrio de la Vila de Gràcia
Motos aparcadas en la acera en una calle del barrio de la Vila de Gràcia
EUROPA PRESS

Las scooter son el vehículo a dos ruedas más habitual de las ciudades españolas. En su versión mootocicleta, con más de 50 centímetros cúbicos de cilindrada, son el medio de transporte preferido de los más urbanitas gracias a su facilidad de conducción y su manejabilidad. 

Pero aunque sean vehículos más sencillos también necesitan de un mantenimiento que les haga lucir como nuevos y les ayude a funcionar como el primer día. Y, en efecto, este cuidado no tiene tanta complejidad como pueda parecer pero exige un mínimo de atención. 

Es más, en algunos casos, las revisiones y los cambios necesarios son tan sencillos que se pueden realizar tranquilamente 'en casa', aunque siempre es recomendable pasar por el taller si se aprecian fallos importantes. De todas formas, estos son cinco los elementos principales de una scooter a los que hay que prestar atención:

  1. La batería. Tienda a fallar más que la de un coche ya que se utiliza menos y está más expuesta. Si la scooter no se usa en mucho tiempo es mejor desconectarla pero en caso de que a la moto le cueste arrancar o las luces pierdan potencia, habrá que pensar en revisarla o cambiarla.
  2. ​El aceite. Como en cualquier vehículo, los líquidos deben estar siempre al nivel preciso. Hay que cambiarlo cada año o cada dos años (depende del modelo) si no presenta problemas. Si la moto pierde amortiguación o detectas manchas en el suelo, habrá que rellenarlo antes.
  3. ​Los frenos. Es recomendable cambiar el líquido de frenos cada dos años y revisar el estado del sistema entero. SI se oyen ruidos en las frenadas o los discos están muy desgastados habrá que pasar por el taller.
  4. Los neumáticos. Son la parte esencial de cualquier vehículo y es necesario cambiarlos cuando se aprecie un desgaste evidente y el surco casi desaparezca. Lo mejor es revisar su presión periódicamente cuando se pase por la gasolinera.
  5. ​La carrocería. Mantener la scooter limpia es la mejor manera de detectar fallos y averías, además de que así seguro luce como el primer día. Hay que utilizar bayetas de algodón y productos específicos para los plásticos de la moto, además de recordar que nunca hay que dejar que se seque al sol.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento