El 90% de los accidentes relacionados con el transporte escolar suceden al subir o al bajar de los autobuses

Autobús escolar
Autobús escolar
ARCHIVO
Autobús escolar

La vuelta al cole ha sido la protagonista de estos días por diversas razones y ya casi todas las clases han vuelto a sus rutinas diarias, entre las que se encuentran los desplazamientos habituales hasta los centros escolares. Según los datos del Observatorio del Transporte de Viajeros por Carretera del Ministerio de Transportes, cerca de 600.000 niños se desplazan hasta el colegio en autobuses escolares. 

Pese a que en las estadísticas los autobuses registran una siniestralidad casi cero, es muy necesario que se mantenga la seguridad en los 17.500 vehículos que se han preparado para realizar todos los trayectos, según ha recontado Confebus. Y es que según ha constatado la Dirección General de Tráfico, el 90% de los incidentes relacionados con el transporte escolar tienen lugar en la subida y la bajada de los vehículos. 

Estos incidentes o atropellos tienen como causa principal una distracción del menor o de los propios padres. Desde la DGT recomiendan llegar con tiempo a la parada y respetarlas, además de no esperar a los niños al otro lado de la calzada.

Recomendaciones de la DGT

Más allá del uso del cinturón de seguridad, que además es obligatorio en los autobuses por normativa europea, la Dirección General de Tráfico ha redactado unas recomendaciones para que los desplazamientos en transporte escolar sean seguros para todos:

  • El niño no debe pasar por delante o detrás del vehículo para evitar situaciones de riesgo.
  • Hay que respetar las zonas de parada, ir con tiempo suficiente, y enseñar al niño a subir o bajar de forma ordenada, sin empujar a otros niños ni correr al llegar al autobús o salir. 
  • Evita riesgos y no esperes al niño al otro lado de la calzada, de lo contrario el niño podría cruzar la calle de manera imprudente.
  • Al cruzar la calle, hay que esperar la señal del conductor y cruzar siempre al menos tres metros por delante del autobús.
  • Durante el recorrido, los niños deben permanecer sentados en su asiento con el sistema de retención que mejor se adapte a sus necesidades.
  • El resto de conductores, no debe adelantar al autobús escolar mientras deja o recoge a los niños en la parada.
  • Como padre o adulto responsable del menor, debes comprobar la seguridad de los autocares en los que se desplaza el niño, solicitar al centro la contratación de autocares con cinturones y comprobar que un monitor acompaña a los niños durante el trayecto. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento