Dos niños rusos, que se las ingeniaron para robar una carretilla, se han hecho virales en las redes sociales por su persistencia, tenacidad e inteligencia, ya que al final logran su preciado trofeo.

Las imágenes, captadas por una cámara de vigilancia en Krasnodar (sur de Rusia), muestran a dos niños probando una y otra vez distintas maneras de llevarse la carretilla. Lo que necesitan para ello es elevarla y hacerla pasar por encima de una valla metálica.

El propio físico de los menores les impide pasarla en volandas por encima, por lo que idean otras fórmulas.

Primero, con dos banquetas, una encima de la otra. Pero la improvisada construcción se acaba desmoronando.

Los menores no cejaron en su empeño e instalaron una plataforma mucho más fuerte con una escalera de madera a su lado por dondo pudieorn 'rodar' la carretilla.

Finalmente, los niños consiguieron elevarla sobre la valla para dejarla caer al otro lado.

Al final de la escena, los dos chicos se alejan del lugar de los hechos hacia una calle cercana, uno de ellos montado sobre la carretilla y el otro empujándola.