Nieve, tiempo libre y mucha paciencia hicieron falta para dejar a este policía de Montreal con la boca abierta.

Un maquinista y carpintero de 33 años llamado Simon Laprise construyó un vehículo de nieve a tamaño real para engañar a los quitanieves de la zona, pero fueron los policías quienes se encontraron con la sorpresa.

"Quise engañar a los muchachos del quitanieves. No esperaba una nota, mucho menos que se volviera viral", dijo el creador de la obra a BuzzFeed Canadá.

No está permitido aparcar en la calle durante los trabajos de retirada de la nieve, por lo que la policía se presentó en el lugar para poner la consiguiente multa. Cuando se acercaron descubrieron que no era un vehículo real y que les habían tomado el pelo.

"Hice el coche para divertirme y expresar mi creatividad en ese hermoso día", dijo el creador. Los agentes, lejos de enfadarse, decidieron tomárselo con humor y dejaron una nota en el falso parabrisas que decía: "¡Has alegrado nuestra noche!"

Pero todo llega a su fin y, como era de esperar, los quitanieves hicieron su trabajo y destruyeron la obra de Laprise al día siguiente.