Oveja de un rebaño
Imagen de una oveja en un establo. CSIC

Barbara es el nombre de una peculiar oveja que debido al crecimiento de sus senos utiliza sujetador.

Los propietarios del mamífero, David Cross y Kathryn, se han visto obligados a recurrir a este sistema con el fin de ayudar a Barbara.

"La oveja es mayor y, aunque está perfectamente en forma y sana, cuando su ubre se llenó de leche casi le arrastraban por el suelo", declara la dueña que vive en Wymondham un municipio que se sitúa en Norfolk, Inglaterra.

David le digo en broma a Kathryn que el rumiante necesitaba un sujetador y al final fue lo que terminó ocurriendo. Pero no servía cualquier sostén. Hacía falta uno bastante grande y ahí entra en la historia la vecina de los Cross.

Como su vecina estaba haciendo limpieza en el armario y tirando la ropa interior de cuando pesaba más, los propietarios de Barbara decidieron aprovechar algunas prendas.

"David cortó dos orificios bien posicionados para que las tetinas sobresalieran, las correas rodearon las patas y se ataron a su espalda", explica Kathyn.

Al principio, los corderos estaban un poco perdidos a la hora de mamar, pero ya han aprendido: "Con un poco de orientación pronto se dieron cuenta de por donde tenían que succionar".