Una mujer es incapaz de cerrar completamente los ojos después de una cirugía fallida

  • La clínica le ha dado una compensación a la mujer, que se gastó 1.600 euros en la operación.
Una fotografía de unos ojos abiertos.
Una fotografía de unos ojos abiertos.
PIXABAY

Una mujer china que se gastó 13.000 yuanes (unos 1.654 euros) en una cirugía estética de doble párpado -muy común entre la comunidad asiática- no puede cerrar completamente los ojos, incluso cuando duerme.

Aunque los resultados de la cirugía de doble párpado son muy atractivos, en algunos casos puede tener algunas consecuencias realmente desagradables, como dejar a los pacientes incapaces de cerrar completamente los ojos.

Oriental Daily informó recientemente del caso de una mujer china de apellido Li que pagó 13.000 yuanes para someterse a una cirugía de doble párpado y cirugía correctiva del epicanto, pero terminó lamentando su decisión. Según los informes, solicitó el procedimiento para hacer que sus ojos parecieran más grandes, pero no estaba muy contenta con los resultados, por lo que le pidió a la clínica que realizara otra intervención y que el efecto del párpado doble fuera más prominente.

Los médicos acordaron operar nuevamente, pero los resultados de la segunda cirugía no lograron complacer a la mujer. De hecho, sus párpados empeoraron aún más hasta notar que no podía cerrar completamente los ojos. La clínica trató de explicar que la segunda operación se había realizado en muy corto plazo de tiempo respecto de la primera, por lo que se juntaron las cicatrices de ambas, lo que provocó que la paciente no pudiera cerrar completamente los ojos.

Los representantes de la clínica supuestamente le dijeron a la mujer que el efecto secundario era perfectamente normal dadas las circunstancias, pero que podría volver a cerrar los ojos una vez que las heridas se curaran por completo. También ofrecieron realizar un tercer procedimiento para corregir este problema, pero la mujer, según los informes, se negó, y, en su lugar, solicitó una compensación.

Alegando que tenía que dormir con los ojos entreabiertos y que, al no poder cerrar completamente los ojos, la visión se le nublaba, Li pudo llegar a un acuerdo de 30.000 yuanes (unos 3.800 euros) con la clínica.

Ahora, simplemente espera que sus ojos sanen a tiempo, tal y como le aseguraron los médicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento