La semana pasada, Carlos Sánchez publicó en Facebook una foto en la que aparece sosteniendo un cartel en el que se lee: "Mi mujer ha dicho que si llego a 1 millón de likes puedo llamar a nuestro hijo Goku". En solo 5 días ha conseguido un millón y medio.

A medida que los likes ascendían, los usuarios de Facebook se preguntaban si Carlos y su mujer cumplirían la promesa.

Cualquier duda se esfumó cuando ambos publicaron este vídeo en el que la mujer confirma que mantiene su palabra y su hijo se llamará como el protagonista de Dragon Ball.

No es la primera vez que ocurre algo así. Cada vez son más los que ponen a sus hijos el nombre de algún personaje de ficción. Un ejemplo es el boom que ha habido con Juego de Tronos. Actualmente, 200 niñas en España se llaman Arya (la mayoría se concentran en la provincia de Girona) y 41 pequeñas llevan el nombre de Daenerys.