Lance Wooton, cuarta barba más larga del mundo
Lance Wooton es el cuarto hombre con la barba más larga del mundo. LANCE WOOTON / INSTAGRAM

Dejar crecer la barba es más difícil de lo que parece a simple vista. Al menos si se quiere mantener bonita y arreglada. Lance Wooton es ejemplo de esto. Lleva desde 2014 dejándose crecer la barba y, sin duda, ha sabido cómo.

En junio de 2014, este hombre planeó con mucho tiempo de antelación su disfraz de pirata para Halloween. Se propuso dejar crecer su barba lo suficiente para parecer un auténtico capitán de barco.

Cuando llegó la celebración, compartió una foto con su increíble vello facial y recibió tantos likes que llamó la atención de una compañía que organizaba un concurso de barbas. "Una compañía llamada CanYouHandleBar contactó conmigo y me invitó a una competición de barbas en Newport, KY", contó a Unilad.

"No tenía ni idea de que eso existiera, compré algunos productos para barba que me ofreció un amigo y publiqué algunas fotos en Instagram. Cuando volví a meterme en la red social, me sorprendió ver tantas solicitudes de amistad y las grandes barbas de la gente", explicó.

Ver esta publicación en Instagram

Halloween 2014. BFF

Una publicación compartida por Lance Wooton (@lan_woo) el28 de Oct de 2014 a las 5:02 PDT

Fue entonces cuando Wooton se dio cuenta de que podía dejar crecer mucho más la suya y ahora, cinco años después de aquello, es el cuarto hombre con la barba más larga del mundo.

En estos últimos años, Lance ha participado en más de 30 competiciones de barbas, algunas de las cuales le han proporcionado gran fama. Fue galardonado con el segundo lugar en el Full Beard Natural de los Estados Unidos, y consiguió el cuarto puesto en el Full Beard Natural internacional.

"Algunas personas me miran, se sorprenden y me dicen 'bonita barba'. Aunque lo más común es que me pregunten cuánto tiempo la llevo dejando crecer", cuenta Wooton. "Algunas personas de mi alrededor piensan que es una locura o que es ridículo, pero a mí me da igual".

Ahora su barba tiene la misma longitud que un niño pequeño y tal y como explica Lance, mantenerla requiere de mucho trabajo. "Utilizo aceites, bálsamos, no la lavo en exceso. Me aseguro de que se mantiene hidratada... Lo más incómodo de ella es comer, nadar y cuando hay viento", reconoce.

Lance debe estar realmente comprometido con su vello facial. ¡No creo que nadie pueda manejar el estrés que acompaña a una barba de casi un metro!