Los dos pingüinos gays de Sídney ya son papás

  • Sphengic, la cría, ha pesado 85,05 gramos, y sus padres se muestran muy enamorados de ella desde que nació.
La pareja de pingüinos gay del Acuario de Sídney.
La pareja de pingüinos gay del Acuario de Sídney.
Sea Life Sydney Aquarium

Los pingüinos macho del Sea Life Sydney Aquarium tuvieron a su cría el pasado 19 de octubre. Los trabajadores del acuario la han llamado Sphengic, conjugando los nombres de sus padres, Sphen y Magic.

Estos empezaron a ser vistos dando vueltas juntos todo el tiempo, lo que llamó la atención de sus cuidadores. Después, comenzaron a construir juntos un nido colectivo de guijarros, lo que hizo que el acuario les proporcionara un huevo ficticio. Y, cuando se dieron cuenta de la intención de la pareja, les dieron un huevo real, del que ha nacido Sphengic.

Imagen de Sphengic junto a uno de sus padres.
Imagen de Sphengic junto a uno de sus padres.

El encargado de los pingüinos, Tish Hannan, afirma que estos se han unido, ya que: "Reconocen las llamadas y canciones distintivas de cada uno", afirmó. Y añadió que "solo los pingüinos que están ligados" de esta manera "pueden encontrar a su pareja con éxito utilizando estas llamadas cuando están separados".

Los pingüinos comparten los mismos roles en la crianza y el cuidado de sus crías, según explicón Hannan, "no existe diferencia cuando se trata de comportamientos reproductivos entre machos y hembras", por lo que, además, es muy común que dos machos y dos hembras "muestren una actitud de cortejo y comportamientos de reproducción".

A pesar de esto, también estas parejas suelen terminar separándose, ya que al no tener crías, los pingüinos se sienten insatisfechos y buscan otra pareja que cubra esta necesidad. Pero esto no ocurrirá con Sphen y Magic ya que la temporada de reproducción "ha finalizado con éxito, es muy probable que vuelvan el uno junto al otro el próximo año", como explicaba Hannan.

Existen más casos de parejas de pingüinos homosexuales

Sphen y Magic, los pingüinos del Acuario de Sídney, no son los únicos que se han enamorado. En 2009, Z y Vielpunkt, ambos machos, se quedaron una cría de una pareja heterosexual en el zoo de Berlín.

Roy y Silo, también machos pero de otra especie de pingüinos (barbudos), también lograron criar a un polluelo juntos después de que los trabajadores del zoológico de Nueva York les dieran un huevo al verlos tratando de aparearse. De este huevo nació Tango, una hembra, que se unió a otra hembra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento