Avión
Imagen de un avión. ENAIRE - Archivo

Un piloto está siendo investigado por quedarse dormido en la cabina de un avión de carga y desviarse unos 46 kilómetros de su destino en una isla australiana.

Según informa The Guardian, el piloto, que no ha sido identificado, era la única persona a bordo del Piper PA-31 Navajo Chieftain y volaba con el piloto automático en la mañana del 8 de noviembre.

El piloto "se quedó dormido involuntariamente mientras estaba al mando del avión", informó la aerolínea, Vortex Air, con sede en Melbourne.

"El problema se hizo evidente cuando la torre de control no pudo ponerse en contacto con el piloto y la aeronave viajó más allá del punto de destino previsto mientras operaba en piloto automático", sostiene la declaración. En efecto, las grabaciones de control de tráfico aéreo mostraron que se hicieron varias llamadas de radio al piloto que no responde, informó un medio australiano.

Finalmente, no hubo que lamentar daños mayores y el piloto aterrizó a salvo en King Island.

La prensa local informa que el piloto decidió volar a pesar de haber dormido poco o nada la noche anterior debido a una crisis personal.

Por su parte, la compañia aérea indicó que "la seguridad de nuestros pasajeros, tripulación y pilotos es tomada extremadamente en serio y siempre cumple con todos los procedimientos de seguridad.

"Este es un caso extremadamente raro, como lo demuestra el excelente historial de seguridad de la compañía", agregó.