La premiada honradez de un joven que se encontró 125.000 euros en un cajero y los llevó a la Policía

  • José Núñez Romaniz se encontró una enorme bolsa llena de dinero cuando iba a ingresar dinero al cajero.
  • El joven aseguró que la voz de su madre resonaba en su cabeza y temía su chancla si volvía con el dinero a casa.
  • La Policía le entregó una placa y lo invitaron a que solicitara un trabajo en la comisaría.
José Núñez Romaniz junto a los dos agentes a los que entregó el dinero.
José Núñez Romaniz junto a los dos agentes a los que entregó el dinero.
ALBUQUERQUE POLICE DEPARTMENT / FACEBOOK

José Núñez Romaniz, un joven de Albuquerque (Nuevo México, Estados Unidos), hizo un hallazgo sorprendente a principios de mes cuando fue al cajero. Se disponía a ingresar dinero para comprarle unos calcetines online a su abuelo cuando se encontró una enorme bolsa de plástico transparente llena de billetes de 50 y 20 dólares.

Este chico de 19 años se quedó paralizado y no sabía que hacer, aunque asegura que nunca pensó en quedárselo. No sabía si era una trampa, un truco o si alguien le estaba vigilando. Así que, como el banco estaba cerrado porque era domingo, llamó a la Policía y se personaron dos agentes a los que Núñez les entregó el dinero.

Los oficiales miraron el interior y contaron un total de 135.000 dólares (unos 125.000 euros), dinero que creen que fue olvidado por la empresa que suministra el efectivo al cajero.

"Este dinero podría haber marcado una increíble diferencia en su vida si hubiera tomado otra decisión, pero eligió el camino de la integridad e hizo lo correcto", declaró el oficial Simon Drobrik a CNN.

José Núñez Romaniz, que proviene de un hogar humilde, estudia en la universidad y actualmente ayuda a sus padres a cuidar de sus dos hermanos menores. Su familia nunca había visto tanto dinero junto, según contó, pero cuando estaba frente a la bolsa, las enseñanzas de sus padres le resonaron en la cabeza.

"Mis padres siempre me enseñaron a trabajar para los míos. El dinero robado no te duraría mucho tiempo", contó. "Tenía la voz de mi madre y su chancla en la parte de atrás de mi cabeza", bromeó.

Pero la acción de este estudiante se vio recompensada, pues la semana pasada celebraron una ceremonia en la Academia de Policía de Albuquerque en la que le entregaron una placa y lo invitaron a que solicitara un trabajo en la comisaría, ya que tiene la intención de estudiar Criminología.

La emisora ESPN Radio 101.7 FM también le obsequió con varios regalos deportivos firmados por jugadores de fútbol americano y seis abonos de temporada para ver los partidos de la Universidad de Nuevo México. Y otros tres negocios locales lo premiaron con 500 dólares y otro más le dio una tarjeta de regalo valorada en 100 dólares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento