Logo del sitio

De toma pan y moja: salsa brava para acompañar a los mejillones

Los mejillones, que están de temporada en diciembre, son una gran fuente de hierro.
Los mejillones son una gran fuente de hierro.
GTRES
Salsa brava para mejillones Dificultadfácil Tiempo45 minutos Raciones-- Calorías200 kcal

Maneras de preparar la salsa brava -sí, la que solemos usar para acompañar unas patatas- hay infinitas dependiendo de los gustos y preferencias de cada uno. Lo importante, la gracia del asunto, es que pique, aunque ya sabemos que España no es país de mucho picante.

Frente a otras preparaciones del recetario clásico español, las patatas bravas tienen la ventaja de ser aptas para veganos y vegetarianos. Son muy nuestras; un clásico de los bares de toda España.

Peo puede pasar que nos interese hacer la salsa y no para unas patatas. Esta vez, por ejemplo, para acompañar a unos mejillones. El truco está en ayudar a la salsa con el agua de los mejillones, como hace Karlos Arguiñano.

Salsa brava para mejillones

Ingredientes

Tomate (medio kilo)

Cebolla (1)

Ajo (2 dientes)

Guindillas cayena (1 o 2)

Harina (1 cucharada)

Azúcar

Aceite de oliva

Sal

Elaboración

Pelamos y picamos y la pochamos con un poco de aceite.

Echamos un poco de sal y otro poco de azúcar.

Cuando tome color, troceamo los tomates y los añadimos junto con las guindillas cayenas.

Cocinamos a fuego moderado durante 20 minutos y trituramos.

Después de hacer los mejillones, reservamos un vaso del caldo sobrante.

Cortamos y doramos los dientes de ajo.

Agregamos una cucharada de harina y cocinamos.

Echamos la salsa de tomate y el vaso del caldo de los mejillones. Mezclamos.

Añadimos los mejillones y dejamos unos 3 minutos más.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento