El tipo de cocido que comerás según el lugar de España en el que estés: del madrileño al maragato

Un cocido madrileño.
Un cocido madrileño.
Wikimedia Commons.
Un cocido madrileño.

El cocido es uno de esos platos típicos de nuestro país de los que nos encanta sacar pecho. Con el frío ya encima, pocas comidas mejores para entrar en calor que un buen plato de garbanzos, fideos y carne. 

El cocido es un plato típico de la gastronomía patria, sí, pero, ¿cuál de ellos? No todo es el 'cocidito' madrileño que cantaba Manolo Escobar. Casi en cada punto de nuestra geografía encontramos una versión de este plato que es casi un delito no degustar. 

Los nueve tipos de cocido que podemos encontrar

Ni los banquetes de Roma, ni el menú del hotel Plaza en Nueva York, ni el faisán ni los 'foagrases' de paloma ni la langosta al Termidor. Nada como un buen cocido madrileño. Posiblemente, esta versión capitalina sea la más conocida. 

El cocido madrileño se sirve en tres vuelcos: por un lado la sopa, luego los garbanzos y más tarde la carne. 

Si subimos al norte nos encontramos el cocido asturiano, que a diferencia del madrileño, en lugar de con garbanzos, se prepara con alubias blancas que se acompañan con berza, patata, pimentón y embutidos regionales. 

Un poco más al Este entramos en Cantabria, la tierra del cocido montañés o cocido lebaniego, comida típica de los valles del Liébana. Se trata de un guiso preparado con garbanzo, patatas, berzo y cerdo. 

Si continuamos la ruta gastronómica llegamos a Cataluña donde hay que tomar escudella i carn d’olla. Se trata de un guiso típico de esta comunidad autónoma que se prepara con pasta galets, albóndiga pilota y butifarra. 

Por su parte, en el cocido gallego el protagonismo es siempre para la carne de cerdo, aunque dependiendo de la zona se cocina con una parte del cerdo u otra. Habitualmente podemos encontrar embutidos como morcilla o androlla. 

El cocido extremeño es una variante bastante similar al cocido madrileño o el cocido castellano, y se elabora con garbanzos y carne de cerdo ibérico. 

En Andalucía más que cocido encontramos puchero, que se elabora con garbanzos, patatas, judías verdes, zanahoria, pollo, patatas y caldo de jamón. 

Otro de los cocidos más populares de la gastronomía del país es el cocido maragato, que es un plato tradicional de Maragatería, una comarca situada en la zona central de la provincia de León. Este cocido se sirve al revés de lo que estamos acostumbrados. Es decir, primer se come la carne, que puede haber hasta de siete tipos, y por último el caldo. 

Por su parte, la olla gitana es un plato de cuchara típico de las zonas de huerta, como Murcia o Almería. Se elabora con patatas y garbanzos acompañados de productos de campo como calabaza, judía verdeo o tomate. En este plato no puede faltar ni el azafrán ni la hierbabuena. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento