Secuencia del 'cabezazo' de Zidane (WDR / Efe)
Secuencia del 'cabezazo' de Zidane (WDR / Efe). Efe

Zinedine Zidane no quiere pensar en su expulsión en la final del Mundial contra Italia por el cabezazo que propinó a Fabio Materazzi, porque en ese caso no estaría satisfecho de su carrera.

"Siempre parto del principio de que hay que guardar los buenos recuerdos y echar el resto", y por tanto "si me quedo en mi última acción, el último gesto que pude hacer en un campo, forzosamente no voy a estar orgulloso de mí", señala Zidane en una entrevista publicada hoy en France Football.

El futbolista francés, retirado desde ese partido, prefiere centrarse en "todo lo que hago, bien o mal, en la actualidad".

El deportista afirma que "globalmente, estoy contento conmigo y está bien que se haya pensado en mí al final de mi carrera", en alusión a la ceremonia de los premios de la FIFA, en los que quedó en segundo lugar.

Espero haber contribuido a hacer el fútbol todavía más bonito

"Creo, espero, haber contribuido a hacer el fútbol todavía más bonito", añade.

Del Mundial de Alemania, dice que lo que querría conservar sería "la alegría que había al final de cada partido. Salvo después de la final...".

Explica que al final de la victoria contra Brasil, se puso a bailar encima de una mesa en el vestuario, algo que no había hecho nunca.

"Abrumado" en su retirada

Preguntado sobre su retirada, asegura que es feliz en su nueva vida, y que fue él quien quiso que fuera así.

No obstante, admite que está "un poco abrumado. No estaba preparado para todo esto. A veces me pierdo en ciertas situaciones porque no estoy organizado para organizarlo y gestionarlo todo. No pensaba que iba a tomar esta amplitud.

No doy lo que la gente quiere. Imposible. Si no, nunca estaría disponible para los míos

Se queja de que "todo el mundo está interesado. No tengo verdaderas relaciones con la gente porque quieren hablarme para sacar un beneficio. Nunca es desinteresado"

Esa situación -subraya- "es mucho peor que antes, porque tenía la excusa del partido. Ahora no tengo excusa. Pero de todas formas, no doy lo que la gente quiere. Imposible. Si no, nunca estaría disponible para los míos".

De su reciente viaje a Argelia, la tierra de sus padres -que le acompañaron- indica que guarda "un gran recuerdo": "pisé la tierra por la que caminó mi padre, vi la casa donde vivió".

Elizondo: "Zidane me dijo que merecía la expulsión"

Según publica El Mundo en su web, Elizondo, árbitro del encuentro, aseguró que, al ser expulsado, 'Zizou' se limitó a justificar la agresión alegando que Materazzi lo había insultado.

"El dijo que yo estaba en lo cierto, que él se merecía la expulsión, pero que Materazzi lo había ofendido y que se merecía un castigo de mi parte. Le pregunté qué le había dicho Materazzi, pero Zidane dio la espalda y se fue", relató.

Asimismo, admitió que también habría expulsado a Materazzi de haber escuchado las supuestas ofensas que dirigió a Zidane: "Si yo hubiera estado cerca de él y hubiera escuchado una agresión verbal, sí lo habría expulsado. Pero hasta hoy nadie sabe a ciencia cierta qué dijo"