Los jugadores del Zaragoza celebran el gol de Sergio García
Los jugadores del Zaragoza celebran el gol de Sergio García (EFE). EFE / Javier Cebollada
El Zaragoza se llevó el duelo de equipos en crisis y coge algo de aire después de una trayectoria asfixiante, aunque en un partido en el que los sevillistas fueron superiores en el cómputo global y merecieron
mejor suerte que la derrota.

El conjunto de Juande Ramos perdonó en los primeros 45 minutos y lo acabó pagando muy caro tras el descanso ante la efectividad de los locales que prácticamente tiraron a puerta dos veces y marcaron dos goles.

El Sevilla perdió tanto que al final perdió el partido
El primer tiempo fue de claro dominio de los visitantes que fueron los únicos que tuvieron ocasiones de marcar, pero los sevillanos se encontraron con un inspirado César Sánchez que evitó que se adelantaran en el marcador y en otras ocasiones fallaron cuando tenían todo a su favor.

Tras el descanso el primer gol del Zaragoza le dio alas ante un Sevilla que perdió fuelle aunque siguió empujando, pero que distó mucho del visto en el primer periodo.

Con el Sevilla volcado en busca del empate el Zaragoza sufría para defenderse pero en una contra, cercano ya el encuentro a expirar, Sergio García sentenció la contienda con una vaselina sobre la salida de Andrés Palop.

2 - Real Zaragoza: César; Cuartero, Pavón, Sergio Fernández, Juanfran; Gabi, Zapater, Luccin, Aimar (Oscar, min.81); Oliveira (D'Alessandro, min.46) y Diego Milito (Sergio García, min.70).

0 - Sevilla: Palop; Alves, Boulahrouz, Fazio, Dragutinovic; Navas (Poulsen, min.66), Martí, Keita, Adriano (Renato, min.58); Luis Fabiano y Kone (Kanouté, min.66).

Goles: 1-0. min.53: D'Alessandro; 2-0. min.86: Sergio García.

Arbitro: Pérez Burrull, del Comité Cántabro. No hubo tarjetas.

Incidencias: partido correspondiente a la sexta jornada disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 30.000 espectadores. Se guardo un minuto por el reciente fallecimiento del abonado número uno del club, José Pérez García, de 100 años de edad.