Werner
Werner, tapándose los oídos. CAPTURA DE PANTALLA

En el partido ante el Besiktas, el Leipzig perdió, en el minuto 32, a uno de sus jugadores clave, el delantero Timo Werner, que tuvo que ser sustituido por Lukas Klostermann por problemas circulatorios.

Eso fue lo que se pensó en un primer momento, porque después ha salido a la luz la verdadera causa. El jugador, pretendido por el Madrid, dijo que no soportaba el ruido del estadio Vodafone Park de Estambul.

"Nunca he visto una atmósfera como esta en mi vida, no pude concentrarme en el partido. Pedí unos tapones y tampoco me ayudó. Todavía no me siento bien", dijo el propio Werner.

En varios momentos del partido, se le pudo ver tapándose los oídos para soportar el ambiente.