El volante de Pedro de la Rosa
El volante del monoplaza de McLaren, con las anotaciones manuscritas de De la Rosa. Pedro Martínez de la Rosa / McLaren

El volante de un Fórmula 1 es una compleja herramienta que concentra en muy poco espacio todos los controles del monoplaza. Equivalente a la sala de máquinas de un barco o a la cabina de un avión, requiere de mucha pericia para saber manejar uno.

El piloto de McLaren Pedro Martínez de la Rosa explicó a 20minutos la utilidad de los principales botones del volante de la escudería británica, el nuevo equipo del campeón del mundo Fernando Alonso.

Así será el volante del asturiano en 2007:

Explicación

1. Limitador de velocidad en ‘pit-lane’. Sirve para no superar la velocidad permitida en el ‘pit-lane’ (la recta que conduce a boxes). En la mayoría de circuitos es de 100 km/h. Si se excede acarrea una sanción.

2. Desconecta el control de tracción. Se presiona para desconectarlo. En circuitos lentos posibilita mayor aceleración en las curvas.

3. Radio para hablar con boxes. Permite al piloto comunicarse con boxes y recibir consignas de su equipo durante la carrera. No sirve para escuchar los ‘40 Principales’.

4. Neutral y marcha atrás. Los monoplazas de Fórmula 1 también pueden ir hacia atrás accionando este botón, que además sirve para dejar el motor en punto muerto (neutral).

5. Subir marcha. Palanca para estirar las marchas. El monoplaza cuenta con siete velocidades más la marcha atrás.

6 y 13. Embrague. La caja de cambios es semiautomática secuencial. Manualmente se puede desembragar activando cualquiera de estas dos palancas.

7. Bajar marcha. Palanca para reducir marchas.

8. Botón de bebida, sólo durante GP. Este botón activa un mecanismo del casco del piloto que dispara un chorro de agua para beber durante un gran premio. La hidratación es básica en carrera, donde los pilotos pueden perder hasta cuatro kilos de peso.

9. Diferencial. Dispone de tres diferenciales como un 4x4. Actúa electrónicamente sobre la suspensión para reducir vibraciones y posibilita que cada rueda gire por separado.

10. Cambio de reglajes electrónicos, de seco a mojado. Activa el sistema de tracción electrónica en condiciones de lluvia. Mejora el agarre y evita deslizamientos, pero limita la potencia.

11. Freno motor. Mejora el sistema de frenado evitando su desgaste y el sobrecalentamiento.

12. Revoluciona motor. Permite alterar las revoluciones del motor en función de las necesidades del piloto. Normalmente los engranajes trabajan a unas 18.000 por minuto.

Sin comodidades, estemos o no en carrera

Si ya pareciera complejo poder manejar un volante de semejantes características, más lo es si tenemos en cuenta el reducido espacio que hay en un monoplaza -recordemos que los asientos los hacen a medida con un molde especial- y por el poco espacio que hay entre los hombros y las manos.

Con las imágenes de los McLaren que hay bajo estas líneas nos podemos hacer una idea de lo complicado que puede ser meterse en uno de estos bólidos, desde donde además los pilotos también miran en monitores la telemetría (datos como la aceleración, velocidad y consumo en carrera).

Añadamos además las complicaciones durante una carrera: vibraciones por los pequeños baches del asfalto o al subir los pianos, la fuerza centrífuga al dar curvas (por eso hacen muchos ejercicios de gimnasio para el cuello) o el calor (se alcanzan temperaturas de más de 50 grados).

McLaren

También hemos querido fijarnos cómo son otros volantes de la Fórmula 1, bajo estas líneas puedes ver ejemplos, de izquierda a derecha, en la escudería Ferrari, BMW y Toyota. En su mayoría, muy parecidos.

Volantes