Juan Villalonga
Juan Villalonga, fotografiado en Valencia durante los días que permaneció vinculado al Valencia CF (EFE). EFE

El empresario madrileño Juan Villalonga anunció este jueves que se ve "obligado" a desistir de comprar el paquete accionarial de Juan Soler, ex presidente y máximo accionista del Valencia, después de que éste le cediera con derecho una opción de compra de sus acciones a Vicente Soriano.

Avisó de que es "una retirada momentánea"

En un comunicado, el empresario, que se encontraba de viaje haciendo gestiones para ultimar la compra, anunció sus intenciones y su retirada de proyecto del Valencia aunque avisó de que es "una retirada momentánea" y de que estará "vigilante".

Además, Villalonga afirmó que el Valencia tiene previsto vender al medio punta canario David Silva al Roma italiano por 25 millones de euros y que las gestiones "están muy avanzadas", además de desvelar que la semana pasada pararon el traspaso de David Villa al Real Madrid.

Financiación adicional 

En su comunicado, el ex presidente de Telefónica aseguró que había gestionado "con resultados muy satisfactorios" la obtención de la financiación "adicional necesaria" para adquirir el paquete accionarial de la familia Soler, "y para dotar al club de la tesorería necesaria para hacer frente a los pagos de los próximos seis meses que ascienden a más de 150 millones de euros".

Voy a realizar un seguimiento exhaustivo de todas y cada una de las operaciones

"Sin embargo, tras haber comprobado la veracidad de las afirmaciones del señor Soler en el sentido de haber concedido una opción de compra a un tercero con vencimiento a final de este año y previo recibimiento de un millón de euros al contado, y un pagaré de diez millones de euros con vencimiento a finales de este año, me veo obligado con gran dolor a desistir de la compra de las acciones del señor Soler que tenía verbalmente acordada con él", agregó.

Villalonga expresó su "temor" de que en el Valencia "se perpetúe un modelo basado en la ausencia de gestión y la cultura de la pillería y que continúe la decadencia económica y deportiva del club que llevamos los valencianistas en el corazón".

"Por responsabilidad hacia todos los que me han demostrado su apoyo y afecto en estos meses de lucha por un Valencia mejor voy a realizar un seguimiento exhaustivo de todas y cada una de las operaciones que realice el nuevo equipo gestor, así podré seguir defendiendo los intereses de todos los valencianistas. Amunt Valencia!", concluye su anuncio.

El que fuera gestor del Valencia durante dos semanas dijo hablar "desde el corazón" y como "valencianista" y aseguró que su comunicado "no es en absoluto una despedida".