Alonso
Alonso, conversando (Agencias).

Llevamos tiempo hablando de las nuevas medidas en la Fórmula 1, unas cogidas con mayor entusiasmo y otras con menos por parte de los pilotos y trabajadores de este deporte.

Uno de los últimos cambios sobre los que han hablado los pilotos ha sido la de la prohibición de hacer pruebas durante los viernes , al cargarse la FIA los propulsores libres de los viernes.

A Fernando Alonso (Renault) esta medida no le ha emocionado y, en declaraciones a la publicación holandesa Formule 1 Race Report, señaló que "si un equipo está probando piezas nuevas un viernes, para mí eso sería motivo para tener miedo. Los viernes sirven para ver si todo funciona, para prepararte para la calificación y la carrera. En los casos más extremos, los viernes haces algunos cambios en los reglajes, pero debido al cambio en el reglamento de los motores, no creo que los pilotos den muchas vueltas".

Sin embargo, otros pilotos como Mark Webber (Red Bull Racing), creen que los equipos aprovecharán "absolutamente todos los minutos disponibles" de los entrenamientos oficiales. En declaraciones a la revista alemana Auto Motor und Sport, el australiano señaló: "Los viernes serán totalmente diferentes debido a la falta de kilometraje en las pruebas. Aunque la pista esté verde, aprovecharemos todos los minutos que haya disponibles. Necesitaremos toda la información que podamos obtener para el reglaje de los nuevos coches. Las mejores pruebas de fiabilidad se harán los domingos", bromeó.