Vieri
Christian Vieri, durante un entrenamiento con la selección de Italia. EF
El delantero Christian Vieri, que el miércoles volvió a jugar con el Atalanta tras catorce meses de ausencia por lesiones, solicitará una indemnización de 21 millones de euros al Inter de Milán y a la compañía telefónica Telecom Italia, por haber sido
espiado en sus tiempo como jugador interista.

Esto, al menos, anticipa el semanario italiano "L'Espresso" en la edición que sale a la venta este viernes y de la cual se ha ofrecido un avance.

Lo ordenó el Inter

Vieri, según trascendió hace meses en el curso de unas investigaciones policiales sobre interceptaciones telefónicas y seguimientos a distintas personalidades, fue espiado y seguido por investigadores privados en el año 2000 por mandato del Inter de Milán, que intentaba controlar la vida de su entonces jugador, muy dado a la noche milanesa.

"Vieri pedirá 9 millones al Inter y 12 a Telecom Italia (controlada por el ex-vicepresidente interista Marco Tronchetti Provera) como indemnización por el espionaje organizado a sus daños por la empresa a petición del propietario interista Massimo Moratti", afirma el citado semanario.