Victoria con sudor
Oliveira cae al suelo ante la presión del jugador de Osasuna Flaño, ayer, en La Romareda.(EFE)

Lo importante era ganar y el Real Zaragoza lo consiguió ayer en La Romareda, aunque su juego continúa dejando mucho que desear. El triunfo, el primero de la temporada, servirá al menos para quitar presión al equipo, que saltó al césped demasiado nervisoso por la urgencia de sumar una victoria.

El Zaragoza intentó hacerse con el control del balón, pero los nervios le hicieron recular y fue Osasuna quién dominó el primer tiempo. Pese a todo, un golazo de Matuzalem tras una pared con Aimar permitió adelantarse a los aragoneses. Juanfran no tardó en empatar.

En el segundo tiempo, el Zaragoza continuó sin rumbo, salvo alguna aparición esporádica de Aimar. Diego Milito sentención en el minuto 70 tras sufrir un claro penalti.

Pasado mañana al Camp Nou

Poco tiempo tendrá Víctor Fernández para asimilar esta victoria ya que el Zaragoza visita pasado mañana el Camp Nou en la quinta jornada de Liga, que se disputa entre semana. «Estamos contentos. Ha sido una victoria sufrida y trabajada, pero creo que hicimos méritos para conseguirla», señaló Víctor.