Victoria Padial, una pionera continental que esquía y dispara

  • La granadina disputa la Copa del Mundo de Biatlón.
  • Tiene su público en Alemania: "No les cuadra que no sea de los Pirineos y valoran mucho que acabe delante de una noruega o una rusa".
Victoria Padial, en acción.
Victoria Padial, en acción.
V. PADIAL

Aunque por estas latitudes su nombre y su desarrollo resulten exóticos, el biatlón es un fenómeno en Europa, sobre todo en Alemania. Este deporte invernal en el que se combina esquí de fondo y tiro, potencia y precisión, tiene tanto poder de convocatoria en las tribunas como ante las teles. "En la Copa del Mundo de Oberhof (Alemania) se reúnen hasta 20.000 personas en la zona de tiro. Y por el circuito, otras tantas. Pone la piel de gallina este ambiente".

Quien habla es Victoria Padial (Granada, 1988), otro ejemplo emprendedor en una disciplina poco ibérica próxima en tiempos al ejército. Padial y su técnico, el francés Alex Nappa, apuestan por disputar la Copa del Mundo de Biatlón. Otro ejemplo de máximo entusiasmo y mínimo apoyo con los Juegos en el horizonte. "Entre  los dos preparamos todo, desde los viajes al material. En otros países hay equipos de 30 personas con camiones de apoyo", explica una granadina con experiencia olímpica: "Vancouver me vino grande. No tenía ni nivel ni plan. No podía ser. Un camino te da tranquilidad".

Deporte de alternativas

En temporada, Padial cambia Granada por Grenoble (Francia), donde tiene un entorno ideal para los entrenamientos. En Oberhof, 4.ª prueba de la Copa del Mundo, concluyó la 44.ª en los 7,5 km sprint y la 49.ª en los 10 km persecución. Competir en la élite depende de una serie de puntos y méritos.

"El biatlón actual es un espectáculo –dice–, pero sus raíces están en la supervivencia humana en un entorno desfavorable. En todo caso no es algo que se reduzca a esquiar y a disparar deprisa. Tiene mucho de estrategia. Y de detalles. Está lleno de alternativas. Un favorito puede acabar el 40.º y un Top-30 puede ser podio. La checa Soukalova, por ejemplo, nunca había hecho podio en la Copa del Mundo y encadenó dos".

La munición importa

Aunque cuenta con varias disciplinas y distancias, con sus particularidades reglamentarias incluso en las penalizaciones y en el número de disparos (que pueden hacerse de pie, a una diana de 11 centímetros de diámetro ubicada a 50 metros, o tumbado, a una de 4,5 cm), los esquís y la carabina son elementos comunes.

"Los esquís tienen un papel como en la Fórmula 1 los neumáticos. La munición de la carabina también influye. Una marca le puede ir mejor a un cañón que otro. Pueden aportar milímetros de precisión". La carabina suele pesar unos 4 kilos, pero se puede rebajar hasta los 3,5 actuando en la culata. "Es un deporte de detalles", afirma.

"Sigo mejorando el tiro"

Victoria llegó al biatlón desde el esquí de fondo, que conoció a través de su tío Javier y del que saltó, por probar y sin experiencia, al equipo nacional que se gestaba en Sierra Nevada: "El tiro requiere madurez. Lo sigo mejorando. Yo empecé tarde y con armas de aire comprimido. No tenía licencia". La biatleta tiene su público en Alemania: "No les cuadra que no sea de los Pirineos y valoran mucho que acabe delante de una noruega o una rusa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento