Óscar Cano, entrenador del Granada CF, se mostró «feliz y satisfecho» tras el primer triunfo cosechado por el Granada CF en el grupo cuarto de Segunda B –4-2 ante el Merida–. «Nunca he perdido la tranquilidad y sabíamos que la victoria tenía que llegar» apuntó el ex técnico del Baza. Cuatro empates y una derrota era el balance temporal del conjunto nazarí, aspirante al ascenso. «Llegaremos a ser un equipo más fuerte en cada jornada, ya que tenemos la obligación de lograrlo, pero hay que demostrarlo en el campo», concluyó.