Al entrenador del Celta de Vigo, Fernando Vázquez, se le acabó la paciencia con los árbitros tras el el último partido de su equipo contra el Betis y los acusó de "estar perdiendo el rumbo" a la hora de sancionar los encuentros, tras las 15 amarillas de Pérez Lima.

Nació para castigar las acciones antideportivas pero ¿qué hubo de antideportivo en la entrada de Ángel, de Guayre o de Pablo García?

"Quince tarjetas que me parecen fuera de lugar. Creo que se ha perdido el sentido del cartón amarillo y la gente realmente ya no sabe para qué es. Nació para castigar las acciones antideportivas pero ¿qué hubo de antideportivo en la entrada de Ángel, de Guayre o de Pablo García?. Estamos perdiendo el rumbo completamente", acusó.

"Sanción correcta y nada excesiva"

Muy al contrario, calificó de "bastante correcta" la sanción impuesta a los jugadores del Zaragoza y del Sevilla , Carlos Diogo y Luis Fabianao, respectivamente, por su pelea del sábado, que puso como ejemplo de una sanción correcta.

"Me parece bastante correcta y nada excesiva. Esa es una pelea pública y un gesto antideportivo claro, casi voluntario. Además está el componente del ejemplo que deben dar los futbolistas", justificó.

El técnico gallego también habló del Comité de Competición:

Es un gesto antideportivo claro, casi voluntario, además está el componente del ejemplo que deben dar los futbolistas

"Lo que pasó el domingo fue un error de arbitraje y el Comité tiene que ver que eso es una injusticia. Angel y Pablo García deberían jugar perfectamente el domingo, como ha ocurrido en otros casos y en otros lugares a los que se les retiró", afirmó.

"Discriminación e injusticia"

"Eso no se entiende bien y da la sensación de que impera la discriminación y la injusticia en muchos casos", aunque no llegó a hablar de una persecución al club celeste, si que dijo que en cualquier caso el Celta recurrirá al Comité de Apelación las sanciones impuestas.