Roberto Carlos y Van Bommel disputan un balón durante el partido
Roberto Carlos y Van Bommel disputan un balón durante el partido de ida. MATTHIAS SCHRADER/EFE
El holandés Mark van Bommel, centrocampista del Bayern Múnich, no podrá jugar por sanción ninguno de los dos partidos de cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Milán, anunció el martes la UEFA.

El Comité de Control y Disciplina de la UEFA le ha impuesto un partido de suspensión, que cumplirá el 3 de abril contra el Milán, tras recibir la segunda tarjeta amarilla del ciclo en la vuelta de octavos contra el Real Madrid.

Pero, además, la UEFA ha decidido imponer a Van Bommel el partido de sanción que tenía en suspenso por sus gestos despectivos a la grada del estadio Santiago Bernabeu tras marcar el segundo gol de su equipo en el partido de ida contra el Real Madrid.

El holandés cumplirá este segundo castigo en el partido de vuelta contra el Milán, el 11 de abril en Múnich.

Segunda falta

Van Bommel hizo varios cortes de manga dirigidos al público después de conseguir el gol que acortó distancias (3-2) en el Santiago Bernabeu.

De acuerdo con el reglamento disciplinario de la UEFA (artículo 15 bis) si se comete una segunda falta durante el periodo en que una sanción está en suspenso, el Comité de Disciplina puede ordenar que se ejecute ese castigo inicial, añadido al segundo.

Se mantienen las otras dos medidas disciplinarias impuestas a Van Bommel por su conducta en el Santiago Bernabeu: una multa de 6.200 euros y la obligación de estar a disposición de la UEFA para promover el Juego Limpio durante una competición juvenil, este año.