Raúl
El jugador del Real Madrid,Raúl disputa un balón con el jugador del Real Valladolid, Pedro López. (EFE) EFE

El Real Madrid se encontró con las primeras dificultades en lo que va de Liga: a punto estuvo de perder ante el Valladolid y sólo un gol postrero de Saviola a cuatro minutos del final le permitió salvar un punto y mantenerse invicto.

El Valladolid planteó un partido físico del que dimitió el Madrid desde el primer partido. Los hombres de Bernd Schuster corrieron todo el choque detrás del balón y sólo Saviola fue capaz de arañar un punto en un mal encuentro del equipo blanco.

Schuster dejó en el banquillo a su mejor hombre, el holandés Sneijder, y el conjunto blanco lo notó. En la primer parte, sólo contabilizó una oportunidad, de Raúl, quien engatilló un disparo desde fuera del área, detenido por Butelle de forma espectacular.

Casillas estuvo mucho más atareado, deteniendo los balones de Borja, Sesma, Sisi y Kome. Además, el árbitro se tragó un penalti de Míchel Salgado por una mano muy clara.

El descanso no mejoró a un Madrid plano y sin ideas. Schuster intentó enderezar el rumbo con la entrada de Higuaín y Robben, pero fue Pedro López el que abrió el marcador con un impresionante zapatazo desde 35 metros.

Saviola salió a falta de siete minutos. Le dio tiempo a empatar y el Madrid escapó vivo de un partido que mereció perder.