Partido muy completo. El BM Valladolid reaccionó justo a tiempo para no quedar fuera de la Copa del Rey y, tras dos derrotas consecutivas que complicaban su participación en ese torneo, el equipo del seleccionador Juan Carlos Pastor recuperó sus señas de identidad y venció con facilidad al Octavio Pilotes Posada en Vigo por 29-37.  El equipo vallisoletano dominó de principio y sólo una pequeña relajación final, cortada de inmediato por una bronca de Pastor, acortó el marcador.