Navarro, del Valencia
El defensa del Valencia CF, David Navarro, celebra su gol en Mestalla. EFE

El Valencia se complicó su futuro en la Liga Europa con un imprevisto empate (1-1) ante el colista de grupo, un Slavia que fue un lobo con piel de cordero que supo aprovecharse del desconcierto generado por los siete cambios que introdujo Unai Emery en el once local.

La fluidez inicial del Valencia fue espejismo, ya que los hombres de Karel Jarolim, bien asentados en el campo, contuvieron a un equipo que echa demasiado de menos a sus figuras y que sufre en exceso si le contragolpean. Un error de Miguel contribuyó al tanto de Naumov y a los pitos del respetable.

El descanso le sentó bien al Valencia, a más con los cambios. Pero el empate llegó tras un saque de falta botado por Pablo. La tranquilidad derivó en nervios y ni llegó el segundo ni se acabó con diez: Villa, en su retorno, fue expulsado.

Ficha técnica:

1 - Valencia:
Moyà, Miguel, David Navarro, Alexis, Mathieu, Maduro (Banega, m.77), Baraja, Pablo, Míchel (Mata, m.46), Jordi Alba (Villa, m. 62) y Zigic.

1 - Slavia de Praga: Vaniak, Celutska, Suchy, Vomacka, Hubacek, Grajciar (Vicek, m.89), Ragued, Trapp, Hlousek, Naumov (Krajcik, m.86) y Senkerik (Belaid, m.77).

Goles: 0-1, m.28: Naumov. 1-1, m.63: David Navarro.

Árbitro: Serge Gumienny (BEL). Amonestó por el Valencia a Mathieu y por el Slavia a Vomacka y Hlousek. Expulsó al visitante Ragued por acumulación de amonestaciones (m.75) y con roja directa a Villa (m.85).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones ante 20.000 espectadores.