Hasta finales de 2007. Tiene 23 años el piloto vallisoletano Roldán Rodríguez, que ayer se convirtió en el nuevo conductor de la escudería de Fórmula 1 Spyker hasta finales de año.
De momento, Roldán será el piloto probador hasta final de temporada, y entonces la escudería decidirá. De esta forma compartirá puesto con otro español, Adrián Vallés. «Ambos pilotos están en una situación parecida. Tienen muchísima calidad y confiamos en ellos plenamente», dijo Collin Kolles, mánager de Spyker. ¿Querrá eso decir que el año que viene habrá otro piloto español en la Fórmula 1? «Eso no es seguro, depende de cómo se porten durante estas dos carreras», añadió Collin.

Diez años lleva corriendo Roldán Rodríguez, que este año se ha convertido en el  conductor con más adelantamientos en la GP2, la segunda división del automovilismo: «Me gustar ir más rápido cada día y quedar delante, cuanto más mejor». De momento, Roldán ya sabe lo que es un  F-1, pues pilotó uno en Silverstone hace unas semanas.

Vallés necesita dinero

Y mientras Roldán sueña con ser el probador del equipo, Adrián Vallés, colaborador habitual de 20 minutos, quiere ser el piloto oficial el próximo curso. Sólo tiene un problema para conseguirlo, dinero: «Estamos trabajando al máximo para lograr apoyo. Si tuviera ese dinero, sería el piloto oficial». Unos 10 millones separan a Vallés de la parrilla de salida.