Un arbitro de fútbol turco homosexual ha sido excluido de la competición por su orientación sexual, según informa el diario local Hurriyet, que asegura que, si el problema no puede resolverse en Turquía, el asunto podría acabar en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, ya que el colegiado quiere luchar porque se cumplan sus derechos.

Un responsable de la revista de gays y lesbianas KaosGL, Ali Erol, criticó en declaraciones a la agencia EFE las leyes de los años 70 sobre materia laboral y los criterios para poder hacer el servicio militar, que excluye a los homosexuales.

De acuerdo con unos criterios "médicos" que se especifican en las condiciones de reclutamiento, los homosexuales no pueden hacer el servicio militar, lo que afecta a su posterior carrera como colegiados.

El artículo 25 de la ley arbitral de la Federación de Fútbol Turca indica que "quienes están exentos del servicio militar por razones de salud no pueden trabajar como árbitros". Basándose en este principio el Comité Arbitral inhabilitó al colegiado para poder participar en competiciones oficiales.

"Le informamos de las normas que afectan a todos aquellos que resultan exentos del servicio militar", explicó Osman Avci, secretario general del Junta Central de Árbitros.

El arbitro, cuyo nombre no fue revelado ni otros detalles para resguardar su identidad, dijo que ha experimentado problemas en su entorno cuando se conoció su caso: "Estuve pensando en llevar la cuestión ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Pero ahora estoy muy confundido. Incluso estoy pensando en cambiar el lugar donde vivo", explicó.