Miguel Ángel Moyá
Miguel Ángel Moyá, con la camiseta de portero del Atlético. EFE

El Atlético de Madrid confirmó oficialmente este miércoles el acuerdo con la Real Sociedad para el traspaso de Miguel Ángel Moyá al club donostiarra y destacó que el guardameta ha sido "un ejemplo de profesionalidad y entrega" en las tres temporadas y media que ha jugado en el equipo rojiblanco.

"Nuestro club ha alcanzado un acuerdo con la Real Sociedad para el traspaso de Miguel Ángel Moyá. Tras cuatro temporadas en el vestuario rojiblanco, se marcha un jugador carismático para emprender un nuevo reto en la Real Sociedad. Desde su llegada, el arquero mallorquín se convirtió en un referente en el vestuario y en un jugador muy querido por la afición rojiblanca", anunció el club.

El portero, que ha firmado hasta 2020 con la Real Sociedad, es la quinta baja en el mercado de invierno del Atlético, junto a Yannick Carrasco (Dalian Yifang), Nico Gaitán (Dalian Yifang), Augusto Fernández (Beijing Rehne) y Luciano Vietto (Valencia) y deja la plantilla rojiblanca en 19 efectivos para lo que queda de campaña.

"Moyá siempre ha sido un ejemplo de profesionalidad y entrega vistiendo la elástica colchonera. Por eso, desde el club, le queremos desear lo mejor en esta nueva etapa profesional", destacó el club madrileño, al que el guardameta llegó en el verano de 2014 junto a Jan Oblak para suplir la baja de Thibaut Courtois.

Aquel curso, 2014-15, jugó 36 encuentros de inicio, con un global de 3.173 minutos y 25 goles en contra, hasta su lesión muscular en el encuentro de la Liga de Campeones frente al Bayer Leverkusen. Desde entonces, asumió la titularidad de forma definitiva Jan Oblak.

En 2015-16, Moyá disputó seis choques; en 2016-17 jugó 18 duelos, diecisiete de inicio, una vez que Oblak sufrió una lesión en el hombro que le mantuvo tres meses de baja; y esta temporada ha defendido la portería del Atlético en siete choques, seis de la Copa del Rey y uno de la Liga Europa, con siete goles en contra.

En total, el portero balear ha jugado 67 partidos y ha recibido 54 goles en tres años y medio en el Atlético de Madrid, con el que conquistó un título, la Supercopa de España en 2015, con él bajo palos en ambos duelos frente al Real Madrid.