Pereiro llega líder a los Alpes y nos invita a soñar

Las claves:
  • Tres etapas en los Alpes y la contrarreloj decidirán el ganador.
  • Pereiro deberá administrar una ventaja de 1:30.
  • Landis y Menchov presionarán al español.
  • Hoy, la batalla de Alpe D'Huez.
Oscar Pereiro llega de amarillo a los Alpes. (Oliver Weiken/Efe)
Oscar Pereiro llega de amarillo a los Alpes. (Oliver Weiken/Efe)
Efe

El Tour entra en su última semana con un español de líder, Oscar Pereiro, que cuenta con una ventaja de un minuto y medio sobre el segundo clasificado, Floyd Landis, a falta de las tres etapas de los Alpes y la última contrarreloj individual.

Alpe D'Huez, la Col d'Izoard, el Galibier, la Croix de Fer, la Colombiere o la Joux Plane son algunos de los temibles nombres que coronarán al sucesor de Armstrong, en el Tour más extraño de las últimas décadas.

Las posibilidades del ciclista del Caisse d'Epargne-Illes Balears pasan por mantener su distancia en las tres etapas de los Alpes, donde se puede considerar mejor escalador que sus rivales, y luchar por mantener su ventaja en la dura crono del penúltimo día.

A priori, el español no debería perder mucho tiempo con los especialistas contra el cronómetro, ya que los 56 kilómetros de la etapa transcurren por un terreno de continuas subidas y bajadas, donde primará la fuerza con la que llegue cada ciclista.

Menchov, el rival a vigilar

Además, hay que apuntar que Pereiro terminó décimo en el pasado Tour, justo por detrás de su entonces jefe de filas, Landis, y cuenta con mejor equipo que el americano del Phonak, con lo que no sería descabellado que mantuviese su ventaja.

El rival más peligroso, por lo tanto, podría ser el ruso Denis Menchov (Rabobank), un buen especialista en las cronos, fuerte en la montaña y con la experiencia de ser el actual ganador de la Vuelta a España.

Hoy, el primer asalto

Habrá que esperar al desdenlace de la etapa de hoy, con final en las míticas 21 curvas de Alpe D'Huez tras 187 kilómetros en los que se incluyen el Izoard, de categoría especial, y el Lautaret, de segunda, que se encargarán de castigar las piernas antes de la última ascensión, para calibrar las verdaderas posibilidades del pupilo de Eusebio Unzue.

La jornada comenzará sobre las 14:25 con el Col d'Izoard, un puerto largo, con 14'2 km y un desnivel medio del 7%, cuya cima se encuentra a más de 2.300 metros de altura y que cuenta con unos tres últimos kilómetros durísimos. Todo un coloso para comenzar la etapa.

En segundo lugar se ascenderá el Lautaret, alrededor de las 15:50, un puerto de relleno para castigar las piernas justo antes del comienzo de Alpe D'Huez. El que se vea fuerte y quiera arriesgar intentará que su equipo imponga un ritmo fuerte y selectivo.

21 curvas hacia la gloria

Y como broche final, sobre las 16:50, las 21 curvas y 14 km del puerto con más historia de la ronda gala, del que poco queda ya por descubrir. Los tres primeros kilómetros son los más duros, con desniveles que superan el 10%, que terminarán de destrozar las ya castigadas piernas de los ciclistas y suponen una invitación para el ataque de los valientes.

Tras el duro inicio, la pendiente se relaja un poco para moverse entre el 7 y el 9 %, con una parte dura y propicia para intentar sorprender a los rivales a cinco kilómetros de la línea de meta. Una cima de leyenda donde Pereiro intentará dar un paso que puede ser histórico.

Perfil
Mostrar comentarios

Códigos Descuento