Ajedrez a ciegas en Bilbao
Ajedrez a ciegas en Bilbao (EFE). EFE

El búlgaro Veselin Topalov, ex campeón mundial, se adjudicó por 3,5 a 2,5 el I Duelo Mundial a Ciegas que le ha enfrentado los tres últimos días a la húngara Judit Polgar, la mejor jugadora de ajedrez de la historia, en el auditorio del museo Guggenheim de Bilbao.

Los dos ases mundiales volvieron a encandilar a las más de 300 personas que llenaron la sala de la pinacoteca bilbaína y a las cientos de miles que siguieron las partidas a través de internet.

El búlgaro, número 1 del ránking mundial, alcanzó la última jornada con la necesidad de unas tablas en cualquiera de las dos últimas partidas para conquistar este histórico 'match' y logró su objetivo al primer intento. Topalov, que comenzó el quinto y penúltimo juego con blancas, ofreció tablas a Polgar tras 45 movimientos.

La creatividad y la agresividad de la única mujer que ha entrado entre los diez mejores del mundo chocó de nuevo contra un Topalov que rozó la perfección y que en este torneo ha planteado un juego, a juicio de los analistas internacionales, "digno de una computadora" con el mérito añadido de haberlo desarrollado frente a un tablero vacío.

Los enroques opuestos planteados por ambos jugadores apuntaban a un duelo vibrante pero en la jugada 11 tuvo lugar uno de los momentos decisivos de la partida, cuando Topalov jugó f4 abriendo el juego al centro del tablero.

Esta situación propició un intenso intercambio de piezas, quedando ambos jugadores con las dos torres y la dama, pero con una ventaja posicional clara para Topalov.

Tras varios intercambios de piezas se llegó a un final similar a la partida anterior, contando ambos con la dama y las dos torres.

Polgar, a quien el tiempo se le agotaba, llegó a una posición claramente perdedora con pocos segundos en su reloj y optó por abandonar.