La familia de Tolo Calafat desiste en su idea de rescatar el cuerpo del Annapurna

Fotografía de archivo del montañero Tolo Calafat, durante el ascenso que hizo al Everest una expedición mallorquina en 2008.
Fotografía de archivo del montañero Tolo Calafat, durante el ascenso que hizo al Everest una expedición mallorquina en 2008.
EFE

El cuerpo sin vida de Tolo Calafat, fallecido este jueves a 7.500 metros de altura en el Annapurna (Himalaya, Nepal), no será repatriado a España, según ha confirmado a 20minutos.es el portavoz de la familia, Toni Contestí, por el riesgo vital que entrañaría realizar una operación de esas características.

"Cuando supimos que el cuerpo se dejaba allí, queríamos que se intentara rescatar. Pero nos hemos informado y somos conscientes de que no se puede llevar a cabo, por el riesgo que entraña y porque no hay que poner en peligro la vida de nadie para bajar un cuerpo sin vida", ha señalado.

El fallecimiento del montañero mallorquín cayó como una losa sobre la familia, que la noche del miércoles mantenía esperanzas de que fuera rescatado con vida. "La ilusión que teníamos anoche, cambió de repente con el mazazo de la noticia, cuando Pauner, Juanito y la doctora María Antonio Nerín nos llamaron para contarnos lo que había sucedido", prosigue Toni Contestí.

Después de conocer la notica, Marga, la esposa de Tolo, tuvo que recibir tratamiento psicológico y, poco a poco, tras informar de lo ocurrido a sus dos hijos (de 18 meses y ocho años), su estado ha ido mejorando. "Con todas las muestras de cariño que hemos recibido, sólo recordamos lo bueno de Tolo".

Sobre las declaraciones de Juanito Oiarzabal, en las que criticaba la "falta de solidaridad" mostrada por la surcoreana Oh Eun-Sun, al no ayudar en el rescate del español, la familia prefiere no opinar sobre ello. "Prefiero no meterme en este asunto, ya que nosotros no sabemos lo que vive esta gente ahí arriba. Estoy seguro que todos han hecho lo que han podido, porque ellos son los únicos que saben cómo se encuentran. Por eso, respetamos todas las decisiones y agradecemos el apoyo recibido", indicó.

El propio Toni Contestí, amigo íntimo de Tolo, con el que entrenó muchas veces, destacó por último que el montañero era "un atleta y un deportista anónimo, que se costeaba todos sus gastos" por amor a la montaña y que nunca quiso la popularidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento