Briegel, con la selección alemana en  el Mundial  de 1982
Briegel, con la selección alemana en el Mundial de 1982 (Sporting-heroes.net) Internet

"Alemania hizo trampas para eliminar a Argelia en el Mundial 82".

Casi 25 años después del Mundial de España, el alemán Hans-Peter Briegel ha reconocido que su selección arregló una victoria sobre Austria (1-0) en la primera fase, que clasificaba a los dos equipos y eliminaba a la selección africana.

En una entravista para el diario 'Al Ittihad', de Emiratos Arabes Unidos, Briegel confirma lo que todos sospechaban desde aquel 25 de junio de 1982 en el estadio de El Molinón.

"Sí, me disculpo por ello", dice el ex defensa del Kaiserslautern, de 51 años.

Aquel día, Horst Hrubesch adelantó a los alemanes en el minuto 11 y desde ese momento ambos equipos renunciaron a pisar campo rival.

Sólo me puedo disculpar ante los argelinos, porque habían merecido clasificarse para la segunda fase

Fea jornada para el fútbol

"Ha sido una fea jornada para el fútbol", anunció entonces Franz Beckenbauer.

El público gijonés silbó y abucheó a ambos equipos por su evidente acuerdo.

Algunos aficionados argelinos presentes en el estadio lanzaron monedas al césped señalando que el partido estaba arreglado.

"Sólo me puedo disculpar ante los argelinos, porque habían merecido clasificarse para la segunda fase" dice ahora Briegel.

La FIFA investigó lo ocurrido, pero cerró el caso sin sanciones. Una consecuencia sí salió del incidente: desde entonces, los partidos decisivos en las fases de grupos en los mundiales se disputan simultáneamente para evitar arreglos.