Juan Carlos Ferrero y David Ferrer, tenistas metidos a empresarios

  • Los dos tenistas españoles son propietarios del Valencia Open 500.
  • Ambos lucharán  en la pista por ganar su torneo desde este sábado.
Los tenistas españoles David Ferrer (i) y Juan Carlos Ferrero.
Los tenistas españoles David Ferrer (i) y Juan Carlos Ferrero.
AGENCIAS

El próximo sábado comienza el Valencia Open 500, un torneo en el que los tenistas Juan Carlos Ferrero y David Ferrer tendrán mucho trabajo. Y no sólo porque intentarán ganarlo, sino también porque son, junto con la ex tenista Conchita Martínez, organizadores y propietarios.

Ferrero maneja el destino del Valencia Open desde 2003 y para la presente edición quiso que Ferrer le acompañara en esta aventura. El alicantino reconoce que la buena amistad que tienen ha hecho posible esta unión. La duda surge en cómo afrontarán tantas obligaciones, pero ambos coinciden: "Podremos compaginar todo".

El torneo, que cuesta más de 8 millones de euros –el 15% de la financiación procede de la Generalitat Valenciana entre permisos, personal y aportación económica–, reparte 2.019.000 euros en premios. Sin embargo, no ha sido el dinero lo que ha convencido a Murray, Roddick, Davydenko, Tsonga o Verdasco.

"Ha sido el lugar donde se va a jugar, el Ágora, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias", según Ferrero, tenista valenciano. Otra de las maravillas para Ferrer es "la noche de Valencia, de la que habrá que salvarlos, aunque no todo debe ser tenis".

Nadal no estará

"Rafa (Nadal) no vendrá, pero cuando vea lo que hay aquí seguro que lo hará en un futuro próximo", comenta Ferrero. "Ha tenido muchas lesiones este año y ha sido imposible", explica Ferrer.

El Ágora, "la joya de la corona"

Juan Carlos Ferrero califica la pista central donde se jugará el Valencia Open 500 como "la joya de la corona del torneo. Son muchos los tenistas que nos han preguntado por el edificio".

El Ágora es un espacio multifuncional situado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, con capacidad para 5.500 espectadores, diseñado por Santiago Calatrava y que está emplazado en el antiguo cauce del río Turia.

Se trata de una estructura metálica en forma de elipse apuntada de 88 metros de largo por 66 de ancho. La altura máxima de la cubierta es de 85 metros. Para Ferrer, otro de los atractivos del torneo es el Funpark, "una zona de ocio abierta y gratuita para todo el mundo. El Open es para todos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento