Tamudo sentencia
Marc Torrejón controla un balón ante el deportivista Verdú, ayer, en Montjuïc.(EFE).

El capitán del Espanyol, Raúl Tamudo, apareció ayer en el momento oportuno para rescatar a su equipo del acoso del Depor. El conjunto gallego fue muy superior en la primera parte, pero desperdició muchas ocasiones y lo pagó caro. Tamudo fue quién se cobró la factura al cabecear a gol un centro de Coro en la última acción de ese primer tiempo. Antes, Kameni se había tenido que lucir ante dos buenas acciones de Guardado y Xisco.

El gol dio tranquilidad al conjunto de Ernesto Valverde que mejoró después del descanso y consiguió sacudirse la presión rival.

Valverde optó por reforzar su centro del campo con la presencia de Jonatas y Moisés Hurtado buscando mejorar la salida del balón. Los cambios surtieron efecto y Jonatas se inventó una buena jugada en el minuto 73, que Luis García no acertó a culminar.

El Depor notó el esfuerzo del primer tiempo, pero también tuvo alguna ocasión en las botas de Verdú y Riki. Al final los coruñeses no marcaron y valió el tanto de Tamudo. El Espanyol sumó así su segunda victoria consecutiva en la Liga y ya piensa en la zona noble de la clasficación.