El Bayern de Pep Guardiola no logró pasar de un empate a cero a domicilio ante el Hamburgo mientras que el Paderborn, un equipo novato en la Bundesliga, se convirtió en líder provisional al derrotar por 2-0 al Hannover 96.

El segundo gol del Paderborn, marcado en el descuento por Moritz Stoppelkamp desde el borde de su propia área, ha sido hasta ahora el más llamativo de la jornada.

Stoppelkamp aprovechó que el meta del Hannover Ron Robert Zieler había subido para buscar el remate en un saque de esquina e intentó con éxito el remate desde 83 metros. Según los medios alemanes, es el gol más lejano de la historia de la Bundesliga.

El Bayern salió al campo sin Xabi Alonso, Robert Lewandowski y Mario Götze, a quienes Guardiola quiso dar un respiro después de la jornada de la Liga de Campeones, aunque terminó recurriendo a los tres jugadores en la última media hora de juego.

El Bayern tuvo más posesión y más llegada que el Hamburgo pero no fue muy preciso en la circulación de pelota y al final incluso tuvo problemas para controlar algunos contragolpes del rival.