El Sporting presentó ayer oficialmente al delantero croata Mate Bilic, que llegó tras desvincularse del Rapid de Viena y comprometerse con el conjunto gijonés para lo que queda de temporada y las dos próximas. Bilic, que ya jugó en el Sporting en la temporada 2003-04 con Marcelino García en el banquillo, aseguró que prefería luchar por ascender con el Sporting que por la UEFA con el Rapid: «Me fui con la frustración de subir a Primera». Bilic ha prometido «trabajo y ayuda, pero no milagros» para lograr el ascenso.