SHAUNAE MILLER
Momento en que Shaunae Miller se tira al llegar a la meta en la prueba de 400 metros. BERND THISSEN / EPA / EFE

Este lunes, las competiciones de atletismo de los Juegos Olímpicos de Río 2016 tuvieron su momento de polémica en la competición de 400 metros. La atleta bahamesa Shaunae Miller logró el oro en un cerrado final, en el que entró a la meta tirándose en plancha en los últimos metros, y ganando por centímetros a la estadounidense Allyson Felix.

Si bien es común ver en competiciones más largas ver llegar a los atletas extenuados a la meta y tirarse tan solo cruzar la meta, no lo es que una maniobra de este estilo decida por algunos centímetros el oro olímpico.

¿Debe el atleta cruzar corriendo la meta? ¿Es legal lanzarse en el último metro para entrar primero? Simón Iglesias, presidente del Comité Nacional de Jueces de la Real Federación Española de Atletismo, opina que sí. Aclara que la decisión final es la de los jueces que validan la competición en la pista, pero, ateniéndose al reglamento, opina que esta entrada ha sido "limpia y legal".

Iglesias remite al artículo 164.2 del reglamento de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IIAAF), que establece sobre las llegadas: "Los atletas serán clasificados en el orden en que cualquier parte de sus cuerpos (esto es, el tronco, pero no la cabeza, el cuello, los brazos, las piernas, las manos o los pies) alcance el plano vertical del borde más próximo de la línea de llegada, tal como se ha definido anteriormente".

"Lo que debe ser mirado es el tronco", apunta el presidente de los jueces. "En este caso, según se puede ver en los vídeos, es limpia y legal". Es decir, el corredor podría entrar de costado de espaldas, con las piernas por delante: en todo caso, lo que cuenta es el momento en que el tronco llega a la línea de meta.

"Este tipo de llegadas no son habituales, pero se dan", señala. "Aunque no en estas competiciones, en unos Juegos Olímpicos y con una medalla de oro en disputa". Se pueden ver más en competiciones de segundo nivel, donde los atletas llegan extenuados y cruzan la meta a veces de cualquier forma.

Iglesias aclara que otra cosa sería si la maniobra del atleta estorba la carrera de otro competidor. "Seguiría siendo una entrada correcta, pero podría ser motivo de descalificación por obstrucción a otro atleta. Por ejemplo, a veces entran en la meta extendiendo los brazos; si ello estorba a otro corredor, puede ser descalificado".

De hecho, en el caso de Miller, Iglesias opina que el lanzamiento pudo no ser intencional, sino tratarse de una caída. "Parece que en el último apoyo de la pierna derecha, la rodilla no aguanta el peso del cuerpo. Pero es una opinión personal".

En este sentido, las declaraciones de Miller tampoco aclaran mucho. "No sé lo que pasó", declaró la atleta, según el diario USA Today. "Mi mente estaba en blanco. En lo único en lo que estaba pensando era en la medalla de oro, y al momento siguiente estaba tumbada en el suelo".