Con el fin de evitar cualquier tipo de incidente en el derbi del próximo domingo ante el Betis, el Sevilla instalará en todas las puertas de acceso a las gradas de Gol Norte del estadio Ramón Sánchez Pizjuán unos arcos de detección de metales.

Con esta medida, según informa hoy el club sevillista, se intenta evitar que los aficionados entren en el estadio con objetos punzantes o peligrosos.

El bocata, mejor envuelto con plástico o papel de periódico

En este sentido, se ha recomendado a los aficionados que tengan su abono en esa zona que no lleven objetos metálicos e incluso eviten envolver alimentos con papel de aluminio, lo que retrasaría el acceso general al recinto deportivo.

El Sevilla también aconseja que los aficionados no esperen a entrar a última hora e impidan así que se formen largas y pesadas colas antes las puertas de acceso.

Se espera lleno absoluto para el domingo a las 19:00 horas, ya que hay 40.000 abonados y el aforo es de 45.000 localidades.