Pese a perder, el equipo hispalense jugará la próxima temporada la Copa de la UEFA. El conjunto de Caparrós notó, desde el principio, la presión de lo que se jugaba y se preocupó más de guardar la ropa que de intentar buscar el marco de Arnau. El equipo sevillista buscó sin suerte la verticalidad para sorprender a los de Tapia. Navas y Baptista no aparecían y eso lo notaba el equipo.
 
Las cosas no mejoraron tras el descanso. Ni la entrada de Makukula y Antoñito cambió la cara de ataque hispalense. Por contra, el Málaga marcó en su primera oportunidad por medio del portugués Duda. Baiano, en el tiempo de descuento, sentenció el choque.